martes 19/1/21

PCAS anuncia acciones judiciales 'si el trasvase no cesa inmediatamente' y cumple la Ley

El Partido Castellano (PCAS) ha anunciado que emprenderá acciones judiciales "si el trasvase de agua desde el río Tajo hacia la cuenca del Segura no cesa inmediatamente hasta que se cumpla con la legislación vigente", ha informado la formación

El presidente nacional del Partido Castellano (PCAS), Pedro Manuel Soriano, en rueda de prensa - Archivo
El presidente nacional del Partido Castellano (PCAS), Pedro Manuel Soriano, en rueda de prensa - Archivo

El Partido Castellano (PCAS) ha anunciado que emprenderá acciones judiciales "si el trasvase de agua desde el río Tajo hacia la cuenca del Segura no cesa inmediatamente hasta que se cumpla con la legislación vigente".

El presidente nacional de PCAS, Pedro Manuel Soriano, ha afirmado que "las autoridades competentes están permitiendo un trasvase aún sabiendo de su ilegalidad", según ha informado este partido en nota de prensa.

Soriano ha recordado que este pasado martes, 11 de agosto, "los embalses de cabecera bajaron de los 400 hectómetros cúbicos que el Memorándum del Tajo, la Ley de Evaluación Ambiental y las Reglas de Explotación del trasvase Tajo-Segura establecen como límite para trasvasar agua hacia la cuenca del Segura".

En este sentido, el presidente ha afirmado que "esta situación inaudita se debe fundamentalmente a la pasividad y burla con la que un Gobierno autonómico tras otro han tratado al río Tajo".

Pedro Manuel Soriano ha manifestado que el presidente regional, Emiliano García-Page, "ha anunciado con la boca pequeña un recurso al último trasvase, pero con la política de gestos ya no se consigue nada", añadiendo que "es momento de contundencia y decisión".

"García-Page no ha creído nunca en el río Tajo y lo está volviendo a demostrar", ha asegurado el presidente castellanista, que ha criticado que "la única reivindicación de la consejera ha sido ponerle precio al agua trasvasada".

Por otra parte, también ha mantenido que la presidenta del PP en la región y expresidenta castellano-manchega María Dolores de Cospedal "ha sido la enemiga pública número uno del río al defender los intereses de su partido a toda costa, aunque con ello condenara a comarcas enteras a la pobreza y al río Tajo a la desaparición".

"Estamos esperando que Cospedal mueva un dedo por nuestra tierra, pero por sus declaraciones en los últimos años ya no esperamos nada de ella", ha concluido Soriano.

Comentarios