La jefa de compras de Madrid asume responsabilidad de contratos investigados

Manifiesta que pensó que los investigados algo se llevarían pero no las mordidas millonarias que se embolsaron
La responsable de Compras del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, a su llegada este viernes a los Juzgados - EP/Cézaro De Luca
photo_camera La responsable de Compras del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, a su llegada este viernes a los Juzgados - EP/Cézaro De Luca

La coordinadora general de Presupuestos y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, ha asumido ante el juez toda la responsabilidad de la gestión de los contratos de material sanitario investigados y ha asegurado que nunca pensó que los empresarios imputados se llevasen tan elevadas comisiones.

Collado, responsable de cerrar los mencionados contratos con los que los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño se embolsaron 6,6 millones de dólares, ha comparecido este viernes en los juzgados de Plaza Castilla para declarar como testigo ante el magistrado Adolfo Carretero, titular del Juzgado de Instrucción número 47, que investiga si dichos empresarios estafaron al Consistorio.

Es la primera vez que un cargo municipal ha declarado en esta causa y lo ha hecho durante unas cuatro horas, en las que ha explicado cómo fue la gestión de los contratos de mascarillas, guantes y test por los que el consistorio pagó unos 11,9 millones de euros.

Ella asumió la responsabilidad de gestionar esos y muchos de los más de 70 contratos que se firmaron mediante la empresa municipal de servicios funerarios y lo hizo, según ha deslizado, porque alguien tenía que hacerlo en aquellos momentos iniciales de pandemia, pese a que las acusaciones han insistido en que no era su competencia, informan a Efe fuentes jurídicas.

Collado ha señalado que había un comité que gestionaba las decisiones y que informó de aquellos contratos y en general de los más relevantes a Alcaldía y que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, estaba al tanto del convenio con la empresa funeraria para materializar estos y otros contratos de aquellos meses.

"Reconoce que reportó información de este contrato a Almeida", ha señalado a los medios la letrada de la acusación popular que ejerce Más Madrid, Nuria Zopico, quien ha añadido que Collado no ha dado más detalles de si lo hizo por correo o por teléfono y que ha dicho que, "en general", informaba de las "cosas importantes" y de los contratos más relevantes.

La testigo también ha asegurado que nunca supo que Medina, hijo de Naty Abascal y del duque de Feria, y Luceño se embolsarían tan elevadas comisiones, aunque ha apuntado que supuso que algo de dinero ganarían por mediar en los contratos. También ha precisado que aquellas compras no fueron las más caras del Ayuntamiento.

La alto cargo municipal, cuyo nombre sonó desde el primer momento en el sumario como interlocutora de Luceño en la gestión de estos contratos, ha vuelto a relatar, como hizo en marzo de 2021 ante la Fiscalía Anticorrupción, que siempre supuso que los empresarios querían ayudar a la ciudad de Madrid en aquellos momentos de pandemia, en los que era muy difícil conseguir material sanitario.

Según las fuentes, ha evitado apuntar a ningún cargo más del Consistorio, en contra de la tesis de las acusaciones populares, que sospechan que alguien más dentro del Ayuntamiento tuvo que estar al tanto de estos contratos.

Alguna de estas acusaciones, ejercidas por partidos de la oposición, también solicitaba la imputación de Collado al ver indicios de delito en su actuación, pero el juez ya dejó claro que esta funcionaria fue "engañada" por los empresarios, que supuestamente "inflaron el precio de los contratos" y "ocultaron" el importe de "sus desmesuradas comisiones".

Respecto al contacto con ellos, la coordinadora general de Presupuestos ha explicado que ella fue quien contactó con Luis Medina después de que un compañero le reenviase el correo que el aristócrata envió a la dirección genérica ([email protected]) que le facilitó el primo del alcalde, Carlos Martínez-Almeida, a quien Collado ha dicho no conocer, según las fuentes.

Tras Collado, el juez espera el próximo viernes a la coordinadora general de Alcaldía, Matilde García, que fue quien proporcionó dicho correo al familiar del alcalde para que se lo trasladase a Medina.

La jefa de compras también ha explicado que el Ayuntamiento desechó otros contratos y que si eligió estos fue porque vieron que eran empresarios españoles, que les daban fiabilidad de que la mercancía era buena y que les remitieron los documentos que les solicitaban.

En declaraciones a los medios, la portavoz municipal socialista, Mar Espinar, ha subrayado la "incapacidad del señor Almeida a la hora de gestionar recursos públicos", y ha incidido en que "alguien ha tenido que tener una responsabilidad", judicial, pero también política.

También a Almeida ha aludido la portavoz adjunta de Unidas Podemos en la Asamblea, Alejandra Jacinto, que ha hablado de una "posible connivencia" del alcalde en estos hechos.

Comentarios