El octavo mensaje de Navidad del rey Felpe VI en diez frases

Una pequeña sala de Zarzuela y una foto de Leonor y Sofía decoran el mensaje
El octavo mensaje de Navidad del rey Felpe VI en diez frases
photo_camera El octavo mensaje de Navidad del rey Felpe VI en diez frases

En su octavo mensaje de Navidad, Felipe VI ha abordado la situación sanitaria y la recuperación económica, además de defender el entendimiento y la colaboración entre instituciones y de expresar su solidaridad a los habitantes de La Palma por los daños ocasionados por el volcán.

Estas son las diez frases más destacadas del discurso televisado desde el Palacio de la Zarzuela:

- Del volcán de La Palma: “Hoy nuestro corazón y nuestro pensamiento siguen con vosotros. Nos sentimos muy cerca y sabéis que tenéis nuestra solidaridad y que contáis con el trabajo y el compromiso de todas las Administraciones para que podáis reconstruir, cuanto antes, vuestras vidas, vuestra economía, y rehacer así vuestros proyectos con ilusión”.

- De la covid-19: “Debemos seguir teniendo cuidado, protegernos y actuar con la mayor responsabilidad individual y colectiva. Todos tenemos que hacer lo posible para no dar pasos atrás en esta crisis sanitaria que tanto sufrimiento ha causado”.

- De las instituciones: “Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral".

- “El entendimiento y la colaboración son actitudes necesarias que dignifican las instituciones; más aún, las fortalecen, porque generan la confianza de los ciudadanos. Y las diferencias de opinión no deben impedir consensos que garanticen una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y den la necesaria tranquilidad a las familias ante su futuro”.

- “La Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis, serias y graves de distinta naturaleza, que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad”.

- “Su espíritu nos convoca a la unidad frente a la división, al diálogo y no al enfrentamiento, al respeto frente al rencor, al espíritu integrador frente a la exclusión; nos convoca permanentemente a una convivencia cívica, serena y en libertad”.

- “Nuestra economía ha vuelto a crecer y a recuperar la gran mayoría de los puestos de trabajo que se habían visto temporalmente suspendidos y la cifra de ocupados evoluciona a un ritmo realmente positivo. Pero, por otra, ha aumentado el número de personas en situación de vulnerabilidad, y hoy en día existe preocupación en muchos hogares por la subida de los precios, el coste de la energía o por las dificultades para encontrar un empleo estable, especialmente para los jóvenes”.

- “El momento es difícil, desde luego, pero detenernos hoy es quedarnos atrás; es retroceder. Hay que seguir adelante porque la historia nos enseña que los españoles hemos sabido cómo reaccionar y sobreponernos ante las adversidades. Ahora se abre ante nosotros un futuro que nos exige a todos responsabilidad, voluntad de colaborar y entendernos”.

- “¿Tenemos que dejarnos llevar por el pesimismo? ¿Debemos caer en el conformismo, esperando que los problemas se resuelvan por sí solos? Yo creo que no. Creo, por el contrario, que debemos reaccionar”.

- “Los desafíos que tenemos por delante representan para España, como para muchas otras naciones, una auténtica encrucijada. Pero son, sin duda, una oportunidad histórica, incluso una exigencia para ponernos al día, para actualizar y modernizar nuestro país, manteniéndonos firmes en nuestros principios democráticos y en los valores que inspiran nuestra convivencia”. 

LA PUESTA EN ESCENA

Felipe VI ha escogido para su mensaje de Nochebuena una sala del Palacio de la Zarzuela que hasta ahora no había empleado en sus otros siete discursos, decorada con el árbol de Navidad y un belén y varias fotografías, entre las que sobresale una de la princesa Leonor y la infanta Sofía con un grupo de jóvenes en el primer acto oficial que hicieron sin los reyes.

La sala desde la que se ha dirigido a la ciudadanía es contigua al Salón de Audiencias y tiene un tamaño más reducido que esta, además de un estilo más moderno, con la idea de transmitir proximidad a la ciudadanía.

De los ocho mensajes que Felipe VI ha pronunciado durante su reinado, todos han sido en la Zarzuela, salvo el de 2015 que fue en el Salón del Trono del Palacio Real, y los cuatro últimos en el Salón de Audiencias.

El espacio escogido este año destaca por dos grandes cuadros de arte contemporáneo, uno de la argentina Sarah Grilo (derecha) y otro del barcelonés Albert Ràfols-Casamada, con las banderas de España y la UE entre ambos.

Como es habitual, además de los símbolos navideños y las flores de pascua, don Felipe ha situado varias fotografías para completar la decoración.

La más destacada es la de la princesa y la infanta con un grupo de jóvenes europeos en la visita que hicieron al Hayedo de Montejo (Madrid) el pasado 14 de julio con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente para plantar varios árboles.

En otro de los portarretratos, se ve a los reyes y sus hijas en una imagen de hace unos años durante uno de los posados veraniegos en Mallorca.

Por detrás de esta hay otras dos fotos, con sendas intervenciones de Felipe VI ante la ONU y el Parlamento Europeo.

La escenografía se ha completado con dos volúmenes situados en la misma mesa de cristal en la que está la foto de Leonor y Sofía.

El libro que está encima lleva el título de Constituciones Españolas, desde la de 1812 a la de 1978, y el otro, Biblioteca Nacional de España. 300 años haciendo historia, una efeméride que se conmemoró en 2012.

El discurso ha tenido una duración de 12 minutos y 28 segundos -1.554 palabras-, por lo que ha sido algo más breve que el del pasado año -1.697 palabras-, el más largo de su reinado.

Felipe VI, que ha vestido traje azul marino, camisa blanca y corbata con puntos en tonos rojo, azul y blanco, ha cerrado su mensaje felicitando la Navidad, también en euskera, catalán y gallego.

Con la paz y la alegría que esta noche representa, junto a la reina y nuestras hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, os deseo a todos que tengáis una muy feliz Navidad y Año Nuevo. Eguberri On, Bon Nadal y Boas Festas, ha concluido.

Comentarios