lunes 14.10.2019

Calvo ofrece a Podemos que apoye al Gobierno socialista a cambio de un acuerdo programático

La vicepresidenta en funciones del Gobierno asegura que la posibilidad de una coalición con Unidas Podemos está "cegada"
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en una imagen de archivo
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en una imagen de archivo

La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha planteado este martes buscar un acuerdo programático con Podemos para que apoye un gobierno socialista con objetivos y medidas concretas.

"La fórmula de apoyar al gobierno con objetivos concretos es una buena fórmula, con mucha historia en Europa", ha asegurado Calvo en una entrevista en RNE, tras ser preguntada si el PSOE se prestaba a ofrecer de nuevo un gobierno de coalición al partido de Pablo Iglesias.

Sin embargo, tras la investidura fallida, para Calvo resulta "evidente" que hay que trabajar ahora en otras posibilidades. "Hay fórmulas en otros países muy ensayadas: donde otro partido de izquierda apoya el programa o una parte", ha señalado, sin aludir a ningún ejemplo en concreto, pero en un momento en el que la opción de un gobierno a la portuguesa cobra protagonismo.

En el país vecino, el Partido Socialista gobierna en solitario desde 2015 con el apoyo externo de otras fuerzas de izquierda como el Partido Comunista Português (PCP), el Bloco de Esquerda (BE) y el Partido Ecologista Os Verdes.

"BUENA FÓRMULA" PERO HABRÍA QUE HABLAR CON OTROS PARTIDOS

Calvo no ha entrado a valor que algunos actores de Unidas Podemos como IU o Anticapitalistas se hayan mostrado a favor de buscar un acuerdo programático, desmarcándose de la tesis de Iglesias. Así se ha limitado a destacar que la fórmula de apoyar al Gobierno en base a objetivos concretos es "una buena fórmula".

"El intento que hemos procurado y no ha salido es muy novedoso, es la primera vez que se planteaba en nuestro país y si no ha salido adelante hay que buscar otras vías", ha insistido, dando por amortizada la oferta de coalición.

"Queremos un gobierno progresista a partir de nuestro programa, con acuerdos, y requiere un cambio por parte de todos", ha asegurado, admitiendo que tendrán que negociar esos apoyos externos, pero sin adelantar cómo se producirán esos contactos.

En todo caso, Calvo ha indicando que lo más importante para el PSOE siempre ha sido definir los objetivos a alcanzar. Y ha valorado que se pueda poner en convergencia un programa para un gobierno progresista que "no dependa de los independentista", aunque, al tiempo, ha avisado de que el hipotético respaldo de Podemos al Ejecutivo no garantizaría la mayoría, por lo que tendría que hablar con partidos "alejados" de la formación 'morada'. "No saldrá adelante si no somos capaces de hablar con otros partidos", ha reconocido.

TACHA DE "HIPÓCRITA" AL PP

Por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha tachado de "hipócrita" este martes que el PP acuse al PSOE de pactar con Bildu en Navarra y le ha recordado que durante la etapa de Javier Maroto al frente del Ayuntamiento de Vitoria, el 'popular' reivindicó sus pactos con los abertzales. A su juicio, el PP utiliza la situación en Navarra con fines electoralistas en el resto del país.

Durante la entrevista en RNE Calvo ha recalcado que el PSOE "nunca" ha negociado con la formación abertzales. "Con Bildu no compartimos las ideas de Bildu, es clarísimo esto", ha recalcado. Así, ha respondido a las críticas del PP asegurando que quien pactó con ellos fue Javier Maroto e invitaba a otras fuerzas a hacerlo. "El PP tiene que dejar de ser hipócrita", ha cargado.

"Eso está en la hemeroteca", ha recordado, y ha apelado a su responsabilidad sobre la unidad de España y territorial. "No parece responsable que utilicemos esto para el resto del país, que se pueden sentir unos manipulados y otros inquietos", ha incidido.

"Si PP y Ciudadanos usan constantemente los asuntos territoriales para fines de crecimiento electoral, poniendo en dificultades la viabilidad de las instituciones, serán responsables", ha añadido Calvo, que ha acusado al PP de usar "elementos impropios" para criticar al PSOE.

DEFIENDE LA VÍA NAVARRA

De este modo, ha defendido el movimiento de Maria Chivite en Navarra para gobernar la Comunidad Foral apoyada por Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, pero que necesitará la abstención de EH Bildu. A su juicio, supone buscar la gobernabilidad para Navarra y sacar adelante un gobierno con partidos con los que se sientan en otros Ayuntamientos.

Y ante las críticas por parte de Navarra Suma, Calvo ha insistido en que su "adversario natural" son "las derechas". Según la vicepresidenta, se debe diferenciar facilitar la gobernabilidad de las instituciones y otra compartir políticas y programa.

HOMENAJES A ETARRAS EXCARCELADOS

De otro lado, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha afirmado que el Ejecutivo ha decidido reportar a la Fiscalía los homenajes proetarras que han tenido lugar este fin de semana en las localidades vascas de Hernani y Oñate, por la "evidente intencionalidad y claridad con la que se ha hecho todo".

La dirigente socialista ha declarado que el Gobierno en funciones ha decidido actuar ahora contra los "actos de exaltación" en favor del ex número dos de ETA, José Javier Zabaleta Elosegi, alias 'Baldo', y de Xabier Ugarte, condenado por el secuestro a Ortega Lara, y no en los realizados anteriormente porque son responsables de lo que ocurre "en este momento", esto es, en el período en el que tienen "conocimiento" y pueden "reaccionar como Gobierno".

Así, Calvo ha dejado claro que este tipo de recibimientos a quienes han salido de la cárcel por la comisión de los "más graves delitos" en un marco de convivencia pacífica son "absolutamente rechazables".

"A los terroristas no se les puede homenajear en una sociedad, en general la española y en particular la vasca, que ha hecho todos los esfuerzos para atajar esta criminalidad con los instrumentos del Estado de derecho y ha luchado por la paz", ha afirmado sobre la intensa lucha que ha habido en España contra el terrorismo de ETA.

La ministra de la Presidencia en funciones ha insistido en que el Ejecutivo ha actuado en este momento porque les parece "inviable e improcedente" que este tipo de homenajes a ex presos etarras se hagan en "poblaciones enteras", añadiendo que "no queda otra" que tomar esa decisión. "Nosotros no somos más que un partido que ha estado desde el punto de arranque de este sufrimiento para la sociedad española y combatiéndolo, incluida la entrega de las vidas de muchos compañeros", ha sentenciado.

Más información en vídeos 
Comentarios