Martes 19.06.2018

La cabecera del río Tajo de mal en peor: pierde 0,7 hm3 y está al 9% de su capacidad

- Castilla-La Mancha se sitúa como la segunda comunidad autónoma con los embalses más vacíos.

- La Confederación crea la Oficina Técnica de Sequía del Tajo ante el agravamiento de la situación.

La cabecera del río Tajo de mal a peor: pierde 0,7 hm3 y está al 9% de su capacidad
La cabecera del río Tajo de mal a peor: pierde 0,7 hm3 y está al 9% de su capacidad

Los pantanos de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del río Tajo, han perdido en la última semana 0,724 hectómetros cúbicos, con lo que su reserva se sitúa en 232,318 hectómetros, el 9,39 % de su capacidad total de embalse que es de 2.474 hectómetros cúbicos.

Este dato supone que los embalses de cabecera se encuentran por debajo del umbral mínimo no trasvasable según la Ley de Evaluación Ambiental, fijado para este año en 368 hectómetros cúbicos, una cifra que se alcanzó a mediados de mayo.

Según ha informado este lunes la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), el embalse de Buendía tiene esta semana 156,049 hectómetros cúbicos de agua embalsada (0,419 menos que la semana pasada), que suponen el 9,52 por ciento de su capacidad total de embalse, que es de 1.639 hectómetros cúbicos.

Por su parte, la reserva de agua en el pantano de Entrepeñas ha bajado 0,305 hectómetros cúbicos, de forma que almacena 76,269 hectómetros cúbicos, el 9,13 por ciento de su capacidad total, que se sitúa en 835 hectómetros cúbicos.

Hace un año por estas fechas, los pantanos de cabecera del Tajo almacenaban 421,54 hectómetros cúbicos, el 17,03 por ciento de su capacidad total.

En la totalidad de la cuenca hidrográfica del Tajo, los embalses almacenan esta semana 4.088,767 hectómetros cúbicos de agua, que son 95,956 menos que la pasada semana y suponen el 37,147 por ciento de la capacidad total de almacenaje, que es de 11.007 hectómetros cúbicos.

CLM, SEGUNDA CCAA CON LOS EMBALSES MÁS VACÍOS

Por otra parte, el Observatorio de la Sostenibilidad (OS) ha presentado una serie de recomendaciones ante la actual situación de sequía en España, en la que Castilla-La Mancha ocupa la segunda posición en el ránking de comunidades autónomas con los embalses más vacíos, por detrás de La Rioja que ocupa la primera posición.

En un comunicado de prensa, el Observatorio de la Sostenibilidad ha presentado el Informe sobre la sequía en España en 2017, con el que hace una serie de reclamaciones a las administraciones públicas, a las empresas y a la sociedad española.

Según los datos aportados por el Observatorio, Castilla-La Mancha dispone de 1.027 hectómetros cúbicos y sus embalses están llenos solo hasta el 17,9 por ciento de su capacidad, lo que convierte a la región castellano-manchega en la segunda comunidad autónoma con los embalses más vacíos, y la séptima en el ranking de reservas de aguas totales.

El Observatorio ha señalado en su informe que la superficie de riego de Castilla-La Mancha es de 519.217 hectáreas, lo que supone el 14 por ciento de toda la superficie de regadío del país y el 12,3 por ciento de toda su superficie agrícola, y que la superficie de regadío se ha incrementado un 61 %, lo que supone el tercer mayor crecimiento en relación a las comunidades autónomas entre 1987 y 2016.

El informe ha puesto de manifiesto que el 82,3% del agua de Castilla-La Mancha se dedica a la superficie de regadíos y que la región es la segunda con mayor consumo de agua para sus regadíos, mientras que las pérdidas en los sistemas urbanos se cifran en un 19 por ciento.

Las principales recomendaciones del Observatorio han sido dirigidas a las administraciones públicas y tienen que ver con la búsqueda de alternativas de abastecimiento para tomar medidas en caso de persistir la sequía, la paralización de cualquier nuevo regadío y un plan de disminución de zonas de regadío.

Entre las medidas, el Observatorio ha propuesto el aumento de la depuración y regeneración de aguas depuradas para reciclar al máximo, no destinar agua para la producción energética mientras existan problemas de abastecimiento, el inicio de la transición energética hacia renovables y el inicio de una campaña masiva de ahorro en todas las administraciones incluyendo parques y fuentes.

Por un lado, el OS ha pedido al sector empresarial cambios de procesos para ahorrar agua, depuración de vertidos y reciclaje de aguas al 100 por ciento, así como campañas de ahorro con publicación de los resultados de ahorro de agua, y, por otro lado, a la ciudadanía le ha solicitado que ahorre en los hogares.

OFICINA TÉCNICA DE SEQUÍA

En otro orden de asuntos, la Confederación Hidrográfica del Tajo ha creado la Oficina Técnica de Sequía, que tiene como finalidad afrontar la complicada situación de algunos sistemas ante el agravamiento del estado de la cuenca, y para adelantarse a escenarios más severos.

La creación de esta oficina se ha acordado durante la primera reunión de coordinación frente a la sequía presidida por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Juan Carlos de Cea, en la que han participado las entidades públicas de abastecimiento a poblaciones de más de 20.000 habitantes, tal y como ha informado la CHT en un comunicado.

En esta reunión, se ha incidido en la necesidad de que los municipios tengan redactados sus Planes de Emergencia por Sequía y les ha invitado a participar en la revisión del Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía de la cuenca hidrográfica del Tajo, durante su fase de información pública.

El presidente ha explicado que, desde el inicio del año hidrológico, ha llovido en la demarcación aproximadamente una tercera parte de lo que llueve un año medio, y que, si se analiza la serie histórica de precipitaciones, que abarca desde el año 1940, más del 95 por ciento de los años ha llovido más que el actual.

Ante esta situación, y "dado que hay una planificación hidrológica y unos instrumentos (Planes de Alerta y Eventual Sequía, ahora en revisión) para gestionar esas situaciones de déficits de precipitaciones o de agua embalsada, la Confederación Hidrográfica del Tajo está haciendo uso de ambos", ha concluido.

Durante la reunión, el presidente ha recordado que los Ayuntamientos, mancomunidades y entidades públicas de abastecimiento de más de 20.000 personas deben disponer, obligatoriamente, de un Plan de Emergencia ante situaciones de sequía, tal y como establece el Plan Hidrológico Nacional, que debe estar en consonancia con el Plan de sequía de la demarcación.

Dichos planes marcarán las pautas para que cada entidad de abastecimiento aborde la situación de escasez de agua desde una óptica diferente en función de sus posibles alternativas de suministro.

Asimismo, el presidente les ha informado de que ha puesto ya en marcha el procedimiento para la revisión de los Planes Especiales de Alerta y Eventual Sequía de todas las demarcaciones hidrográficas de su competencia.

Esta revisión permitirá potenciar el vigente sistema de indicadores que permiten diferenciar las situaciones propias de sequía hidrológicas de las de escasez, así como mejorar las acciones y medidas que adoptar para luchar contra la sequía gracias a la experiencia adquirida en estos diez años que los planes de sequía llevan en vigor.

Además, ha informado de que próximamente saldrá a consulta pública la revisión del Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía de la Confederación Hidrográfica del Tajo conjuntamente con el resto de demarcaciones hidrográficas, por un plazo de tres meses, por lo que ha invitado a ayuntamientos, mancomunidades y entidades públicas a participar en ese proceso de consulta aportando las sugerencias que estimen oportunas.

El presidente ha explicado también que el seguimiento del Plan de Alerta y Eventual Sequía de la CHT ha permitido observar que la sequía se está agravando en la cuenca, que ya se encuentran en situación de prealerta, y especialmente de algunos de sus sistemas constituyentes, por lo que se ha constituido formalmente la Oficina Técnica de la Sequía, que será la responsable del seguimiento de la evolución del sistema de indicadores de sequía y de su difusión.

A la reunión se ha convocado a once Ayuntamientos, entre ellos, Guadalajara, Toledo, Talavera de la Reina, Cáceres y Alcalá de Henares; ocho Mancomunidades de Agua y dos entidades públicas de abastecimiento, que son el Canal de Isabel II y Aguas de Castilla-La Mancha.

Tras esta reunión, el Ayuntamiento de Toledo ha afirmado en un comunicado que está a la espera de conocer las medidas que se contemplan en el Plan Nacional de Sequía, "algo imprescindible para poder estudiar qué medidas se implementan en el Plan Municipal".

En cualquier caso, el Consistorio ha señalado que "Toledo cuenta con un sistema que no es considerado como vulnerable a la sequía y no hay plan adicional, ya que existe garantía para el abastecimiento".

Sin embargo, ha aseverado que "se pretenden estudiar adecuaciones partiendo de las medidas que defina la Confederación", ya que la voluntad del Ayuntamiento es establecer medidas de prevención, "ya que está sensibilizado con las consecuencias del cambio climático, siendo uno de sus impactos más relevantes la duración y frecuencia de los ciclos de sequía".

Más información en vídeos 
Comentarios