martes 7/12/21

CLM aprueba el uso obligatorio de las mascarillas manteniendo las multas de 100 euros

- El consejero de Sanidad ha explicado que deben usar mascarilla las personas de edad igual o mayor de seis años. Esta obligación deberá observarse en las vías pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.

- El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha autoriza la tramitación de tres Acuerdos Marco para la adquisición de equipamiento de electromedicina por un importe superior a los 54,5 millones de euros.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de los asuntos del Consejo de Gobierno
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de los asuntos del Consejo de Gobierno

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM9 publicará en la medianoche de este miércoles el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los 6 años, en todos los sitios, sean espacios cerrados o abiertos y aunque haya distancia de seguridad.

Así ha sido aprobado este martes en el Consejo de Gobierno, del que ha informado en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha recordado que las sanciones por no llevar puesta la mascarilla pueden llegar hasta los 100 euros, y que también es obligatoria aunque se lleve pantalla de protección.

No será exigible su uso durante la práctica de ejercicio físico individual o colectivo; en casos de fuerza mayor; en bares, restaurantes y terrazas solo durante la ingesta de bebidas o comida; en piscinas durante el baño o cuando se permanezca en un espacio determinado, y en personas que tengan dificultad respiratoria o con problemas de movilidad que les impidan quitársela.

En los espacios privados se recomienda la mascarilla si existe confluencia de personas no convivientes, en el transporte público es obligatoria y en el privado también salvo para los familiares que conviven.

La acreditación de las causas para no llevar puesta la mascarilla no requerirá justificante médico, sino que será suficiente una declaración responsable.

El consejero ha recordado que el artículo 6 del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, preveía el uso obligatorio de la mascarilla para las personas de seis años en adelante en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resultara posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

Sin embargo, ha dicho que Castilla-La Mancha ha decidido sumarse a las comunidades autónomas que han decretado obligatorio el uso de la mascarilla porque en la región han aparecido en las últimas semanas algunos brotes localizados de la infección por COVID-19, algunos casos en personas asintomáticas, por lo que se hace necesario reforzar las condiciones de uso de las medidas de protección y, específicamente, el uso de la mascarilla.

“El uso generalizado de la mascarilla está demostrando ser una de las medidas más eficaces para la prevención en la transmisión de la enfermedad”, además de la distancia física y las medidas de higiene, ha explicado Fernández Sanz.

Así, en beneficio de las personas que están haciendo un uso responsable de las mascarillas, que son la mayoría, a partir de mañana se obligará a quienes no lo están haciendo.

En la última semana, de lunes a lunes, se han detectado en Castilla-La Mancha 156 casos de coronavirus, lo que da una media de 22 al día, y un total de 5 fallecidos, datos como los que había a principios de marzo y que permiten que el sistema sanitario se pueda dedicar a la actividad programada de otras patologías.

En la región hay 39 enfermos de COVID-19 hospitalizados, 10 en la UCI.

La contención de los casos radica, según el consejero, en la labor de rastreo de las enfermeras de vigilancia, de la Atención Primaria y de los servicios de Salud Pública.

Ha recordado que hay un rastreador por cada 4.700 habitantes, lo que sitúa a Castilla-La Mancha en el rango alto de las comunidades autónomas.

EQUIPAMIENTO DE ELECTROMEDICINA

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, por otra parte, también ha autorizado en su reunión de esta semana la tramitación de tres acuerdos marco para la selección de proveedores de equipamiento electromédico de alta, media y baja complejidad para el conjunto de las Gerencias del SESCAM, por un importe superior a los 54,5 millones de euros, durante un periodo de cuatro años.

El consejero ha explicado que la decisión de optar por la realización de Acuerdos Marco para este cometido surge a raíz de la elaboración del Plan de Equipamiento Electromédico del nuevo Hospital Universitario de Toledo, momento en el que se detecta que el resto de hospitales de la Comunidad Autónoma tienen necesidades puntuales de determinados equipos incluidos en dicho Plan.

Tras consultar a todas las Gerencias de Atención Especializada del SESCAM y estimar las necesidades para los próximos años, se han adicionado unidades al Plan de Equipamiento del Hospital Universitario de Toledo, de manera que se cubren las necesidades de equipamiento de electromedicina para los próximos cuatro años.

Con estos Acuerdos Marco se consigue que todos los centros dependientes del SESCAM pueden acceder a la misma gama de equipos y a un mismo precio, de manera que todos los pacientes de la Comunidad Autónoma puedan disponer del mismo equipamiento sea cual sea el nivel del hospital al que pertenezcan.

Además, con este tipo de mecanismo es posible obtener un mejor precio por el volumen a adquirir en el conjunto de la comunidad frente a la compra individual por parte de cada Gerencia.

Fernández Sanz ha explicado que dentro de cada uno de los tres Acuerdos Marco se han agrupado en lotes los diferentes equipos electromédicos. Así, en el de Alta Complejidad, se incluyen un total de 24 lotes, con un importe total de 17,8 millones de euros. Dentro de este acuerdo se encuentran equipos como torres para cirugía, respiradores de cuidados intensivos, neuronavegador, electrobisturí, etc.

Por otra parte, en el Acuerdo Marco para equipamiento de Media Complejidad se incluyen 29 lotes, por un importe de 14,4 millones de euros. Aquí se enmarcan equipos como videocolonoscopios, lámparas de hendidura, torres de endoscopia, broncoscopios, diferentes tipos de microscopios, o centrífugas, entre otros.

Finalmente, en el Acuerdo Marco para equipos de electromedicina de Baja Complejidad hay 20 lotes, con un importe de 22,2 millones de euros. En este acuerdo se incluyen equipos como desfibriladores semiautomáticos, monitores portátiles de constantes, electrocardiógrafos, termómetros infrarrojos y ecógrafos, entre otros.

SITUACIÓN DE LOS BROTES ACTIVOS

En otro orden, el consejero de Sanidad ha manifestado que el brote de coronavirus en un asentamiento de inmigrantes temporeros de Albacete es pequeño "pero difícil", porque de los 23 positivos, todavía no están todos aislados ya que algunos se han quitado las pulseras identificativas.

Fernández Sanz ha indicado que han dado positivo 23 de las 500 a 600 personas que conforman el asentamiento, pero se trata de una población difícil, por el idioma que a veces hace que cueste entenderse incluso con mediadores o porque huyen cuando alguien se les acerca para hacerles un diagnóstico o para hablar.

No obstante, el consejero confía en que todos los positivos estén identificados y aislados en las próximas horas, puesto que entre este martes y miércoles se va a cambiar el lugar del asentamiento, y en el nuevo "no entrará nadie" sin la PCR hecha, por lo que ese será el momento de identificar todos los casos positivos.

Ha explicado que se han realizado 408 PCR, de las cuales son 23 positivos, y el primer caso de este brote se detectó el jueves pasado, por lo que ha destacado la capacidad diagnóstica rápida que ha posibilitado aislar los casos confirmados y los sospechosos, con "ciertas dificultades", ha reconocido.

Fernández Sanz ha explicado que el cambio de asentamiento con la PCR hecha permitirá, además de identificar a todos los afectados, que también en poco tiempo se pueda empezar a desconfinar a los sospechosos negativos.

El consejero ha apuntado que este pequeño brote, aunque complicado, está en vías de ser controlado porque está acordonada la zona del asentamiento y los trabajadores pasarán al nuevo emplazamiento una vez que estén diagnosticados e identificados.

Respecto al brote de Socuéllamos (Ciudad Real), ha explicado que hay 44 positivos, uno más que en los últimos días, 69 negativos y solo 3 pendientes de resultado.

Se está llegando a controlar el brote y se podrán tomar decisiones sobre desconfinamiento en los próximos días.

El primer positivo se detectó el 26 de junio y el último el 16 de julio, por lo que el consejero ha anunciado que ya se puede ir pensando en desconfinar a algunas personas en los próximos días.

Comentarios