miércoles 20.11.2019

El bloqueo político se agrava: el PSOE gana, pero se estanca, el PP crece, Vox duplica y Cs se hunde

- Sánchez: "Esta vez sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista".

- Casado: "La pelota está en el tejado de Sánchez, vamos a esperar qué plantea".

- Rivera propone un congreso extraordinario para decidir sobre su liderazgo.

- Iglesias ve una necesidad histórica una coalición contra "la extrema derecha".

- Abascal celebra el ascenso de Vox, pero le preocupa la gobernabilidad.

- Errejón llama a formar Gobierno progresista "sin más dilación".

Pedro Sánchez a las puertas de la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz en la noche electoral del 10-N
Pedro Sánchez a las puertas de la sede del PSOE en la madrileña calle de Ferraz en la noche electoral del 10-N

El PSOE ha vuelto a ganar las elecciones de este 10 de noviembre con 120 escaños, tres menos de los logrados en abril, lo que complica a Pedro Sánchez la formación de un gobierno de izquierdas, también debido al debilitamiento de Unidas Podemos, mientras el PP y Vox suben ante el hundimiento de Ciudadanos.

Vox experimenta un enorme ascenso que duplica su representación en el Congreso, con 52 escaños frente a los 24 de los anteriores comicios, el PP sube hasta los 88 cuando tenía 66 representantes, y Ciudadanos sufre una debacle aún mayor que la pronosticada por las encuestas, al bajar de 57 a tan solo 10 escaños.

Todo ello dibuja un hemiciclo en el que ningún bloque llega a sumar los 176 diputados que conforman la mayoría absoluta, por lo que podría mantenerse la situación de colapso político que impidió a Sánchez ser investido presidente y llevó a repetir las elecciones.

El conjunto de la izquierda formado por PSOE, Unidas Podemos y Más País supera en siete escaños al bloque de la derecha, que componen PP, Vox y Cs, pero para alcanzar la mayoría absoluta sería imprescindible el concurso de ERC y el PNV que se convierten así en árbitros si Sánchez pretendiera de nuevo formar Gobierno.

Con una abstención del 30 por ciento, el PSOE ha perdido un millón de votos en términos absolutos, pero solo 0,63 puntos porcentuales, mientras el PP se recupera del umbral al que cayó en abril con 470.000 sufragios más que suponen un ascenso del 4%.

Y Vox, el partido liderado por Santiago Abascal, consigue un crecimiento espectacular con casi un millón más de sufragios.

Todo ello mientras Ciudadanos sufre un enorme hundimiento al pasar del 15,86% al 6,79%, que al menos le servirá para conservar grupo parlamentario propio en el Congreso con sus diez diputados.

Al otro lado, Unidas Podemos sigue perdiendo representantes y pasa de 42 a 35 escaños, si bien dentro de esta formación En Comú Podem conserva en Cataluña los siete diputados que logró en abril.

En el independentismo catalán ERC vuelve a ser, con 13 diputados, la formación más votada, si bien se deja dos escaños, los que ganan las CUP, que por vez primera se han presentado a las elecciones generales, en tanto que Junts per Catalunya sube uno, hasta los ocho diputados.

Desde el País Vasco, el PNV logra siete escaños y suma uno a los que ya tenía, al igual que EH-Bildu, que sube de cuatro a cinco sus representantes en el Palacio de las Cortes.

Y por Navarra la coalición Navarra Suma (PP, UPN y Cs) mantiene sus dos escaños, del mismo modo que el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) conserva el suyo.

Son muchas las incorporaciones de nuevos partidos al hemiciclo gracias a las elecciones celebradas este 10 de noviembre.

Entra el nuevo partido encabezado por Íñigo Errejón, Más País-Equo, con tres escaños, dos por Madrid y uno por Valencia (el correspondiente a Compromís) y también se estrena en la Carrera de San Jerónimo Teruel Existe, la plataforma ciudadana transformada en partido que coloca a un diputado por Teruel en el hemiciclo.

Vuelve al Congreso el BNG, con un diputado por A Coruña, así como Coalición por Melilla, que consigue un representante por la Ciudad Autónoma y la coalición compuesta por Coalición Canaria y Nueva Canarias suma por su parte dos escaños en el hemiciclo.

GOBIERNO PROGRESISTA "SI O SI"

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, se ha comprometido este domingo ante la militancia a desbloquear la situación política: "Ahora sí o sí vamos a conseguir un gobierno progresista".

En un escenario habilitado a las puertas de Ferraz, Sánchez ha asegurado que a partir de mañana llamará a todos los partidos políticos "salvo a los que se autoexcluyen de la convivencia y siembran el discurso del odio y de la antidemocracia".

El candidato ha pedido a los partidos que actúen con "generoridad y responsabilidad" y ha afirmado que el PSOE también lo hará y desbloqueará la situación.

"La democracia nos convocó a las urnas y a partir de mañana trabajaremos por ese gobierno progresista liderado por el PSOE", ha aseverado.

"Hemos ganado las elecciones por tercera vez este año: el 28 de abril, el 26 de mayo y el 10 de noviembre", ha dicho el candidato del PSOE.

Y dado que su plan, ha subrayado, "no es seguir ganando elecciones", ha apostado por "formar un Gobierno estable y hacer políticas en beneficio de la mayoría".

Además, ha dado las gracias por los 6,7 millones de votos recibidos y ha valorado la participación.

Ante este discurso, varios centenares de militantes congregados en Ferraz han coreado: "Con Casado no" y "Con Iglesias, sí".

En esta misma concentración, un grupo de las Juventudes Socialistas ha acudido con unos carteles en los que se podían leer los lemas "Con Iglesias sí" y "Gobierno progresista". Personal del PSOE ha ido a pedirles que dejaran de mostrarlos, tras lo cual se han marchado.

Los militantes han ondeado, asimismo, banderas de España en las que se podían leer, inscritas, las palabras "de todos".

En esta intervención al aire libre, Sánchez ha estado acompañado de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos; la vicesecretaria general, Adriana Lastra; el secretario de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, y la mujer de Sánchez, Begoña Gómez.

 El líder del PSOE Pedro Sánchez (d), su mujer Begoña Gómez (c), y Carmen Calvo celebran los resultados electorales en la sede de Ferraz, hoy domingo en Madrid. EFE/Fernando Billares

ESPERAR A VER QUE PLANTEA SÁNCHEZ

El líder del PP, Pablo Casado, ha considerado que, tras los resultados electorales, "la pelota está en el tejado" del presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez, y su partido estará "a la espera de lo que plantea".

En una comparecencia en el exterior de la sede, ante un centenar de personas y junto a los principales cargos del partido, ha destacado que los intereses, los programas y los planteamientos del PP son "incompatibles" con los de Sánchez, aunque también ha dejado claro que el partido "ejercerá su responsabilidad y su alternativa".

De esta manera, ha dejado abierta su postura, tras constatar que su partido ha tenido un "buen resultado", con 21 escaños más que el 28A, pero España ha tenido uno malo para su "gobernabilidad y su futuro" y ha asegurado que Sánchez ha sido "el gran derrotado" de esta jornada, al quedar con tres escaños menos.

Fuentes del partido han insistido posteriormente que el PP no contempla la abstención para facilitar la investidura de Sánchez, al igual que ha sostenido Casado durante toda la campaña.

"Sánchez ha perdido su referéndum, los españoles le han hecho una moción de censura", ha afirmado Casado, quien cree que ahora el PSOE debería "pensar y valorar su futuro".

Y ante una gobernabilidad que ve más difícil, ha reiterado que el PP va a "ejercer el liderazgo que los españoles le han dado" como fuerza "moderada y tranquila" y será "muy exigente" con los socialistas.

A Sánchez le ha advertido que ahora "va a tener mucho más complicado" formar Gobierno, pero también le ha dicho que España "no puede esperar más, no puede seguir rehén de sus intereses partidistas y electoralistas", por lo que le ha instado a actuar cuanto antes.

Casado ha puesto en valor la mejora de su resultados electorales para concluir que el partido está "fuerte" y que "siempre resurge" cuando alguien intenta sustituirlo y piensa que está en un mal momento, y lo hará en función "de lo que España necesita" y "a partir de mañana mismo".

Para el líder del PP el partido ha estado "a la altura" en esta repetición electoral porque, en apenas seis meses, ha recuperado un 33 por ciento de sus escaños; ha sumado más de 600.000 votos; y ha ganado 21 diputados en el Congreso y 24 senadores.

El PP es la "alternativa" al Gobierno de izquierdas que no tendrá ningún problema en "volver a pactar con los independentistas", según Casado.

 El líder del PP, Pablo Casado, ha considerado este domingo que, tras los resultados electorales,

CONGRESO EXTRAORDINARIO EN Cs

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha propuesto por su parte la convocatoria de un congreso extraordinario, tras el hundimiento del partido en las elecciones del 10N, en el que los militantes decidan sobre su liderazgo y "tomen riendas del futuro del partido" ante un escenario político que ve "muy complicado".

Rivera ha comparecido ante los medios tras conocer el desastre electoral de Ciudadanos, que se ha quedado con 10 diputados tras perder 47 escaños y 2,6 millones de votos, y ha convocado para mañana una ejecutiva urgente en la que se analizará la debacle electoral y se tomarán todas las decisiones pertinentes, ha explicado.

Tras felicitar al candidato socialista, Pedro Sánchez, por su victoria, Rivera ha reconocido "el mal resultado" y ha sostenido que "los españoles han querido más Sánchez", pero también "menos centro político", en alusión a los 52 escaños que ha obtenido Vox.

Rivera se ha desmarcado del triunfalismo de otros líderes políticos que en anteriores comicios, pese a obtener peores resultados, han calificado los mismos de "históricos" y ha insistido en que Ciudadanos ha obtenido unos "malos resultados, sin paliativos ni excusas".

Como líder político, ha proseguido, tanto en un equipo como en una empresa hay que asumir que "los éxitos son de todos" y que los "malos resultados" deben ser asumidos "en primera persona por el líder", ha admitido.

El líder de Ciudadanos ha dicho que asume "lo que han votado los españoles" y ha afirmado que aboga por la honradez en la política", algo a lo que, según Rivera, los políticos "no están acostumbrados".

Finalmente, ha agradecido los 1,6 millones de votos que ha obtenido su formación.

 El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), durante la valoración electoral del partido celebrada esta noche en Madrid. Rivera ha propuesto la convocatoria de un congreso extraordinario tras asumir los malos resultados del partido en las elecciones. EFE/Mariscal

CONTRA LA EXTREMA DERECHA

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha pedido al candidato socialista, Pedro Sánchez, que conforme una coalición de gobierno progresista que haga frente "a la extrema derecha" y lo ha considerado una "necesidad histórica".

En una rueda de prensa junto al coordinador federal de IU, Alberto Garzón, para pronunciarse sobre los resultados electorales de este domingo, Iglesias ha dicho que "no son buenos" ni para el PSOE ni para Unidas Podemos -que ha pasado de 42 a 35 escaños- y que así se lo ha dicho por mensaje al presidente en funciones.

"Le he transmitido que lo que en abril era una oportunidad histórica ahora es una necesidad", ha dicho Iglesias tras lamentar que las elecciones de esta noche hayan servido para fortalecer a la derecha y "para que tengamos una extrema derecha de las peores de Europa", en referencia a Vox.

Y ha responsabilizado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de haber preferido una repetición electoral a un gobierno con ministros de Unidas Podemos: "Se duerme peor con más de 50 diputados de la extrema derecha que con ministros de Podemos".

Iglesias, que con el 99 % escrutado ha obtenido 3.077.325 votos frente a los 3.723.446 de abril, ha reconocido esta noche que "siempre es una mala noticia" la caída de la participación y que le hubiera gustado "tener un mejor resultado".

Pero ha sacado pecho por no haber salido "destruido" de las elecciones "como algunos pensaban", y ha anunciado la convocatoria de un consejo ciudadano para analizar en detalle los resultados de este 10 de noviembre.

"Estamos satisfechos de ser una fuerza tanto o más decisiva que el 28A para que se frene a la extrema derecha", ha asegurado el líder de Unidas Podemos, que insiste en una coalición con el PSOE que se conforme según el peso que haya obtenido cada uno en las urnas.

Porque, a juicio de Iglesias, la "única manera" de frenar a Vox es que en España haya un gobierno con estabilidad parlamentaria que garantice "las políticas sociales" que serían la base sobre la que buscaría Unidas Podemos pactar una coalición.

"Volvemos a tender la mano al PSOE y a Pedro Sánchez", ha dicho Pablo Iglesias, que ha basado su campaña electoral en la exigencia de una coalición progresista y ha advertido además de que sus votos no los entregará gratis en una investidura.

Por su parte, el coordinador federal de IU ha considerado que esta noche se ha confirmado que Pedro Sánchez erró en su cálculo al convocar las elecciones y ha puesto en valor que la candidatura de Unidas Podemos "ha resistido" en unas condiciones muy difíciles.

"Hemos perdido escaños y somos conscientes de esta realidad, pero sabemos cuáles eran nuestras dificultades", ha afirmado Garzón, que ha reprochado además al candidato de Más País, Íñigo Errejón, su concurrencia a estas elecciones generales.

"Fragmentar a la izquierda no solo perjudica a la izquierda sino al país", ha reprochado Alberto Garzón a Íñigo Errejón, a quien ha responsabilizado además de que Unidas Podemos haya perdido el segundo escaño por Málaga "en beneficio de Vox".

 El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comparece ante los medios de comunicación para analizar los resultados en las elecciones celebradas hoy Domingo. EFE/Luca Piergiovanni.

PREOCUPACIÓN POR LA GOBERNABILIDAD

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha destacado que Vox ha logrado un ascenso "fulgurante" en "solo once meses" y ha logrado "perfeccionar" la democracia en España, pero ha expresado su preocupación por la victoria del PSOE y la gobernabilidad del país.

"Hoy celebramos nuestro crecimiento y podemos mirar el futuro con más optimismo, pero debemos hacerlo sin euforia", ha dicho Abascal a los cientos de simpatizantes que se han acercado hasta la sede del partido en la madrileña calle Bambú para celebrar los 52 escaños logrados por Vox.

Desde un balcón habilitado en el exterior, les ha advertido de que deben estar preocupados por la gobernabilidad de España, porque aún hay "incertidumbre" por la respuesta que el Estado va a dar a los "golpistas" en Cataluña.

Abascal, que se ha dirigido a los simpatizantes rodeado de los máximos dirigentes del partido, ha lanzado un mensaje de gratitud a los 3,5 millones de votantes de Vox, a quienes les ha prometido que no les defraudarán.

"No vamos a dar ni un paso atrás y defenderemos en las Cortes lo mismo que hemos defendido todo este año de campañas electorales", ha asegurado.

Ha subrayado que Vox ha sido el partido que más ha subido en votos y en escaños, lo que ha descrito como la "gesta política más fulgurante y más rápida de la democracia española".

Abascal ha incidido en que al superar el medio centenar de escaños podrán recurrir las "leyes liberticidas que los otros partidos han dejado pasar" y ha añadido que no solo han logrado alterar el mapa político de España, sino protagonizar también un cambio cultural.

Según ha recalcado, han abierto debates prohibidos y les han dicho a la izquierda que no tienen "ninguna superioridad moral" y que todos los españoles tienen derecho a defender sus ideas.

Han contribuido así, ha dicho, al perfeccionamiento de la democracia, porque "hoy el Congreso no solo es más plural, sino que tiene una representación real y fidedigna de lo que representa el pueblo español".

Abascal ha detallado los escaños que Vox ha sumado en un total de 33 circunscripciones y ha subrayado especialmente los dos de Barcelona, el diputado de Ceuta, donde son primera fuerza, y los tres de Murcia, provincia en la que ha ganado las elecciones.

Y ha prometido a las provincias donde no han logrado escaño que estarán representados en el Congreso, porque los 52 representan "a toda la nación".

Para el líder de Vox, este domingo se ha consolidado una "alternativa patriótica y social", pero ha advertido de que no hay que regodearse en la euforia,

Ha incidido en que, a partir de ahora, tienen la "responsabilidad histórica" de construir una "verdadera oposición al consenso progre" y un futuro mejor para todos los españoles, con independencia de lo que hayan votado.

"Queremos tender la mano a millones de españoles que han votado a la izquierda, pero a los que decimos que la alternativa patriótica y social de Vox también les incluye a ellos", ha afirmado Abascal.

 El presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), el portavoz en el Congreso de Vox, Iván Espinosa de los Monteros (i), la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio (2d), y el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (d), saludan a sus simpatizantes en el exterior de la sede del partido en Madrid durante el seguimiento de la noche electoral. EFE/Javier Lizón

GOBIERNO PROGRESISTA "SIN MÁS DILACIÓN"

El candidato de Más País a la Presidencia del Gobierno, Íñigo Errejón, ha valorado como "modestos" los tres escaños que ha obtenido la coalición este domingo en las elecciones generales, aunque ha recalcado que los números "dan" para un Gobierno progresista que hay que formar, ha dicho, "sin más dilación".

El PSOE ha ganado los comicios con 120 escaños, seguido de PP con 88, mientras Vox ha quedado como tercera fuerza con 52 sillones, Unidas Podemos ha bajado hasta los 35 parlamentarios y Ciudadanos ha caído hasta los diez.

Así, con los tres escaños de Más País, el bloque progresista (PSOE, UP y el partido de Errejón) queda con 158 diputados y el conservador con 150 de PP, Vox y Ciudadanos. La mayoría absoluta se sitúa en 176 diputados.

"No podemos ir a terceras elecciones. Esta repetición electoral ha constituido un aviso de lo que puede suceder si los intereses particulares se anteponen a los intereses del país", ha dicho Errejón en declaraciones a los medios pasadas las 23:00 horas, acompañado de líderes de Más País como Marta Higueras, Inés Sabanés o Rita Maestre.

El ex número dos de Podemos ha valorado el ascenso de Vox como un "síntoma" del desgaste democrático por el que pasa España y ha afeado a PSOE y Unidas Podemos por dar al partido de Santiago Abascal una "segunda oportunidad".

"Le pregunto al señor Sánchez: '¿Mereció la pena?'", ha criticado Errejón, que ha mandado un "caluroso" abrazo a Pablo Iglesias después de que éste hiciese lo propio ante su militancia minutos antes.

Con todo, ha recalcado que los números "dan" y que hay una "segunda oportunidad" también para el progresismo: "Quiero lanzar un mensaje muy claro a todas las fuerzas políticas, un mensaje de responsabilidad: no hay muchas veces que la vida, y no hay muchas veces que la historia, da segundas oportunidades en España".

"Hay una segunda oportunidad para que se conforme un gobierno progresista y es una obligación moral y una obligación política de todas las fuerzas políticas democráticas y progresistas entendernos para conformar un Gobierno progresista que se ponga la tarea de reconstruir un país verde, justo, feminista, solidario y fraterno", ha añadido.

Debería hacerse "mañana mismo" y "sin mayor dilación", ha agregado Errejón, que ha valorado como "modestos" sus tres diputados.

Con el escrutinio al 94 por ciento de las elecciones generales, Más País no ha cumplido la expectativa y entra al Congreso con tres diputados, dos por Madrid -el propio Errejón y Marta Higueras-y uno por la Comunidad Valenciana -Joan Baldoví-, por lo que no conseguiría grupo parlamentario propio, que se obtiene con más de cinco diputados.

Una encuesta interna elaborada por Más País concedió el 2 de octubre 16 escaños a la formación liderada por Íñigo Errejón para estos comicios, y el pasado lunes, 4 de noviembre, el ex número dos de Podemos se mostraba convencido de que su partido lograría grupo parlamentario propio y que tendría al menos 15 diputados.

Errejón ha negado no haber cumplido las expectativas, "es peligroso cuando la política española se convierte en un baile de expectativas y de cálculos", ha argumentado, mientras ha afirmado que su partido trabajará para que sean más los diputados en el Congreso.

En las elecciones locales del 26 de mayo, Más Madrid, con Manuela Carmena al frente, fue la fuerza más votada en la capital y consiguió 19 concejales, mientras que en los comicios autonómicos celebrados el mismo día la papeleta Errejón quedó cuarto y se hizo con 20 escaños en la Asamblea de Madrid.

 El candidato al Congreso por Más País, Íñigo Errejón (c), en su comparecencia ante los medios de comunicación para valorar los resultados en las elecciones generales celebradas hoy Domingo. EFE / Javier López Hernández.

Más información en vídeos 
Comentarios