sábado 29.02.2020

Meritxell Batet afina el Congreso de los Diputados ante la legislatura más compleja

Primer Gobierno de coalición, 22 áreas ministeriales, consejos de ministros los martes, diez grupos parlamentarios, una veintena de partidos representados... Estos son algunos de los ingredientes básicos que tendrá el comienzo "de facto" de la legislatura
Meritxell Batet afina el Congreso de los Diputados ante la legislatura más compleja
Meritxell Batet afina el Congreso de los Diputados ante la legislatura más compleja

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se encuentra estos días afinando la maquinaria de la Cámara para que a partir del 3 de febrero acoja la legislatura más compleja de la democracia.

Primer Gobierno de coalición, 22 áreas ministeriales, consejos de ministros los martes, diez grupos parlamentarios, una veintena de partidos representados... Estos son algunos de los ingredientes básicos que tendrá el comienzo "de facto" de la legislatura.

Hay más, y son de tinte político: la fraternidad aún por consolidarse entre PSOE y Unidas Podemos, el auge y empuje de Vox (52 escaños), la agenda de las formaciones independentistas, más fuertes que nunca en el hemiciclo... Todo es novedoso.

Más o menos así es el paisaje que tendrá que explorar una diputada barcelonesa de 46 años, del PSC, llamada Meritxell Batet.

EL BAGAJE DE LA XIII LEGISLATURA

La exministra de Política Territorial se convirtió en tercera autoridad del Estado en mayo de 2019 en unas circunstancias también alambicadas.

Aunque fue una legislatura de cuatro meses como consecuencia de la falta de acuerdo para que se formara nuevo Gobierno, tuvo que bregar con un hemiciclo fragmentado, con la tensión catalana y con los primeros desaires de Vox.

Abordó la suspensión de los diputados que estaban entonces en prisión preventiva, pacificó el conflicto por los polémicos acatamientos de los independentistas y expulsó de una Diputación Permanente a la número dos de Vox en el Congreso, Macarena Olona.

Los cuatro meses de la fugaz XIII legislatura le han dado equipaje para la XIV, en la que repetirá como presidenta.

Batet, en su primer discurso el mismo día 3, puso énfasis en una palabra: "respeto".

Quizá se acordara de ella cuando en la sesión de investidura de primeros de enero, mientras hablaba desde la tribuna la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, el Congreso se convirtió en una trifulca. En la Cámara Baja nadie duda de que ese ambiente volverá a producirse.

INTENTAR LA CONCILIACIÓN

Una vez formado el Gobierno, Batet ha dedicado el mes de enero a preparar la Cámara para el inminente comienzo de la legislatura.

Una de sus primeras decisiones fue adelantar la hora del cierre del registro de iniciativas, de 20.00 horas a 18.00 horas, lo que ha sido recibido entre asistentes, letrados y funcionarios con alivio.

Pero cuando emitió dicho anuncio, apenas unos segundos después de lanzarlo, pronunció unas palabras que han pasado desapercibidas: tomaría más medidas para conseguir la racionalización de los horarios en la Cámara y favorecer la conciliación de los trabajadores. Retomaría, añadió, la redacción de un Plan de Igualdad.

Distintas fuentes parlamentarias consultadas por Efe han confirmado que entre varios integrantes de la Mesa ha habido conversaciones sobre cómo abreviar los larguísimos plenos que se avecinan. Con diez grupos parlamentarios en el hemiciclo, la cifra más alta desde 1979, se auguran sesiones eternas.

La ubicación en los martes de los consejos de ministros, en vez de los viernes, ha provocado en la Cámara un debate más o menos impetuoso sobre la conveniencia de reorganizar la agenda parlamentaria y evitar que el poder ejecutivo eclipse al legislativo.

Batet ha eludido tomar partido entre los que piden un cambio (PP, Vox y Cs) y los que no lo ven necesario (PSOE y Unidas Podemos), así que su posición ha consistido en dejar que el debate fluya antes de que la Junta de Portavoces adopte una decisión el martes que viene. Lo más probable es que el calendario siga igual.

Pero el problema de los horarios ha quedado tapado, aunque fuentes parlamentarias no descartan alguna medida como por ejemplo acortar los tiempos de intervención en algunos debates.

HEMICICLO ACCESIBLE

La designación de Pablo Echenique como portavoz de Unidas Podemos, el único diputado con movilidad reducida debido a su discapacidad, ha obligado a repensar la accesibilidad del Congreso.

Hubo diputados antaño en silla de ruedas, casos de Paco Vañó o Ignacio Tremiño; el matiz que hace distinta la situación de Echenique es precisamente su cargo.

El palacio en el que tienen lugar los plenos es un edificio del siglo XIX con un gran valor histórico y una riqueza simbólica incuestionable. Hacer obras en su interior, en el hemiciclo sin ir más lejos, no es sencillo por cuanto la construcción es propiedad de Patrimonio y el grado de protección del inmueble es muy elevado.

Batet espera un informe de los arquitectos de la Cámara para determinar qué obras se harán en verano.

Hasta entonces, el portavoz de Unidas Podemos tendrá que desenvolverse en una solución temporal.

La presidenta está dialogando personalmente con Echenique para pactar la logística que permita que el diputado, entretanto, acceda, intervenga y vote en el hemiciclo sin demasiados problemas.

SIN TREGUA HASTA EL VERANO

La Mesa ha ido calificando preguntas escritas al Gobierno, proposiciones de ley y proposiciones no de ley; ha dado el visto bueno a las nuevas comisiones, al reparto de asistentes entre los grupos y a la atribución de los despachos.

A su vez, ha rechazado reabrir la polémica por, otra vez, los acatamientos del 3 de diciembre y ha tumbado una iniciativa de la CUP sobre la monarquía.

Es decir, su rutina.

Además, se están terminando las obras del sótano del Palacio, la reorganización de las zonas de trabajo casi está ultimada y los 23 escaños del presidente y de los ministros esperan apretados en la bancada azul...

El rey, el 3 de febrero, dará por iniciada la XIV legislatura y la legislatura más compleja no tardará ni un día: el 4 habrá pleno y el 5 y el 6 se formarán una treintena de comisiones.

Y a partir del 10, un calendario ya fijado que avanzará sin tregua hasta el verano.

Más información en vídeos 
Comentarios