martes 7/12/21

Asaja: 'El trasvase se hizo en la dictadura y esta democracia no ha devuelto el agua'

El secretario general de Asaja en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, durante su intervención en un desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo - EFE/ Ismael Herrero
El secretario general de Asaja en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, durante su intervención en un desayuno informativo que ha protagonizado en Toledo - EFE/ Ismael Herrero

El secretario general de Asaja en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha afirmado este jueves que el trasvase del Tajo al Segura es "una de las mayores injusticias" que se ha cometido en España y ha resaltado que la dictadura "quitó" el agua a Castilla-La Mancha y "esta democracia" no lo ha devuelto.

Fresneda ha sido el ponente invitado de un desayuno informativo organizado en Toledo y ha sido presentado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, al que el dirigente agrario ha calificado como "mi amigo del alma".

El agua, el trasvase y la sequía han sido aspectos esenciales tanto en su intervención como en las preguntas que ha respondido, además de la Política Agraria Común (PAC) y el vino.

Ha defendido que el agua es "el mejor seguro agrario" que puede tener un agricultor y ha dejado claro que "nada de lo que se está haciendo en agua desde la democracia nos puede gustar" en Castilla-La Mancha, una región por la que pasan siete cuencas hidrográficas pero en la que faltan inversiones en infraestructuras hidráulicas.

"Ahora que está de moda quitar una calle que se puso en la dictadura o lo del Valle de los Caídos... mire usted, el trasvase también se hizo en la dictadura y lo que la dictadura quitó a esta región, que fue el agua, esta democracia no lo ha devuelto", ha reflexionado.

Sobre el trasvase, ha dicho que acabará por la falta de agua -"porque no va a haber nada que trasvasar", ha dicho-, pero también ha criticado el Pacto del Agua y los recursos del Gobierno de Castilla-La Mancha contra los trasvases.

"Ni me vale el Pacto del Agua, porque no me creo que vaya a salir", ha indicado, "ni me valen los recursos de la Junta contra cada trasvase, ni me valen los discursos".

A su juicio, el problema importante de la falta de agua no lo tienen los regantes, sino los vecinos de los pueblos "sometidos a un despoblamiento brutal" por factores como la política hidráulica.

Para José María Fresneda, que también es presidente de Asaja en Cuenca, el "problema" principal del trasvase es la clase política, o dicho de otra forma "quien no toma decisiones para acabar con el trasvase" y quienes se afanan para "quitar la calle del general Mola" pero no el trasvase.

Ha manifestado que es "una de las mayores injusticias que se ha cometido en la sociedad de este país" y ha enfatizado que "necesitamos a la clase política" en la defensa del agua.

De la PAC ha dejado claro que "es fundamental, desgraciadamente" porque supone el 30 por ciento al menos de los ingresos de una explotación, y ha dicho que esa es la realidad que marca Bruselas aunque los agricultores quieran "que no sea así y vivir de nuestra actividad productiva".

Fresneda ha recibido aplausos de los asistentes cuando ha criticado que las comunidades autónomas, en concreto Castilla-La Mancha, se ha "puesto como una moto" con la política conservacionista y hace que "no podamos movernos" y "hay que proteger a todos los bichos".

Sobre el fraude detectado en algunas bodegas, ha señalado que en Asaja están "muy orgullosos" por haberlo denunciado y ha señalado que quienes han cuestionado la denuncia de Asaja lo han hecho "porque llevan liebre, porque tienen algo que esconder".

Además del ministro Catalá, han acompañado a Fresneda el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato; el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Grgorio; el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, y el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, entre otros.

Catalá ha dicho que "como conquense de adopción" ha presentado a un "conquense de nacimiento" que ha hecho "mucho" por la provincia, la región y el país, y ha señalado que el sector agroalimentario es una de las fortalezas de la economía española.

El presidente de Globalcaja, por su parte, ha mostrado el respaldo de la entidad a la lucha contra la despoblación rural.

Comentarios