Domingo 27.05.2018

Aprobadas 31 enmiendas a la Ley de Protección y Apoyo Garantizado y rechazadas 11 del PP

De izquierda a derecha el presidente de la Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha, Emilio Sáez, la diputada de Podemos María Díaz, José Luís Escudero del PSOE, y María Cortes Valentín y Carolina Agudo de PP, durante
De izquierda a derecha el presidente de la Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha, Emilio Sáez, la diputada de Podemos María Díaz, José Luís Escudero del PSOE, y María Cortes Valentín y Carolina Agudo de PP, durante

La Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado este miércoles 31 de las 42 enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios -19 de Podemos, 6 del PSOE y 17 del PP- al proyecto de Ley de protección y apoyo garantizado para personas con discapacidad, y ha rechazado once del PP.

Podemos y PSOE han logrado aprobar y, por tanto, incorporar al texto de la norma todas las enmiendas presentadas -una del PSOE con una transaccional del PP-, mientras que de las enmiendas del PP han sido aprobadas por unanimidad seis -una transada por el Grupo Socialista- y rechazadas las once restantes.

Así, Podemos ha conseguido el apoyo de todos los grupos para varias enmiendas en las que incluye la figura del representante legal como persona de apoyo en la elaboración de las planes de futuro de las personas con discapacidad.

Por su parte, el Grupo Socialista había presentado solo seis enmiendas al articulado de esta ley con "ligeros matices" por considerar, según el diputado regional José Luis Escudero, que el texto de la norma es "muy completo", ya que se ha elaborado con la colaboración, desde el inicio, del colectivo de entidades de la discapacidad de la región.

Una de las enmiendas del PSOE aprobadas, tras la propuesta transaccional presentada por el PP, propone el plazo para el desarrollo reglamentario de la ley una vez aprobada, pero el Grupo Socialista lo fijaba en un año, el PP planteó seis meses y finalmente han consensuado que el plazo quede fijado en nueve meses.

En cuanto al Grupo Popular, la mayoría de las enmiendas -como las del resto de grupos- son modificaciones de términos para una mejor comprensión del texto aunque también ha propuesto una enmienda sobre los recursos de la futura ley para que el Gobierno regional destine el 1 por ciento del PIB regional, que ha sido rechazada por Podemos y PSOE.

Otra de las enmiendas del PP rechazadas hace referencia al establecimiento de "al menos" cinco unidades de orientación y apoyo a los beneficiarios de la ley distribuidas en las cinco provincias, pero el Grupo Socialista ha presentado una enmienda muy similar para la creación de unidades provinciales y ha considerado, junto con Podemos, que está mejor redactada, por lo que ambos grupos han rechazado la del PP y aprobado la del PSOE.

Antes de las votaciones, los tres portavoces han coincidido en subrayar la importancia de esta nueva ley para Castilla-La Mancha y han asegurado su apoyo, por lo que será aprobada por unanimidad en las Cortes regionales.

En este sentido, la diputada regional de Podemos María Díaz ha destacado que esta normativa nace de una demanda ciudadana, en especial de los familiares de las personas con discapacidad, y se ha mostrado "convencida" de que logrará la unanimidad en el Parlamento regional.

Además de la incorporación de la figura del representante legal como apoyo para la persona con discapacidad, ha explicado que las enmiendas parciales de Podemos van encaminadas también a la adecuación del texto a una concepción más actual de la discapacidad, a "poner aún más en el centro de la ley a la persona con discapacidad", y a concretar y "afinar" las competencias en la gestión pública.

En la misma línea, el parlamentario socialista José Luis Escudero ha resaltado que la Ley de protección y apoyo garantizado para personas con discapacidad de Castilla-La Mancha es "pionera" en toda España y sitúa a la región "en el centro del mapa de la atención a la discapacidad".

Por este motivo, ha apelado a que los grupos políticos "dejen a un lado las discrepancias y matices partidistas" y pongan por encima de todo las prioridades de las personas con discapacidad de manera que ley pueda ser aprobada por unanimidad.

Por su parte, la diputada del PP Cortes Valentín ha dicho que el PP apoyará esta ley porque el borrador "lo ha realizado el sector de la discapacidad", pero ha lamentado que en el texto no aparezca una mención más extensa de la Ley de garantías de los derechos de las personas con discapacidad aprobada en 2014, de la que ha recalcado que fue "pionera" y ha reprochado al Gobierno regional actual que "no ha movido ni un solo dedo para cumplir esta ley en tres años".

También ha criticado que a los responsables del Ejecutivo castellano-manchego "se les llena la boca cuando hablan de este proyecto de Ley" y defienden que dará tranquilidad a los familiares de personas con discapacidad cuando no estén, y ha replicado que mientras los familiares estén también necesitan de la ayuda del Gobierno regional y que no los deje "abandonados y desprotegidos".

Con todo, los tres grupos parlamentarios han respaldado en la comisión de Bienestar Social de las Cortes la nueva ley, que llegará al pleno con 11 enmiendas del PP, que han sido rechazadas pero que mantiene vivas para su debate, y el ponente del dictamen de la comisión será -por los votos a favor de PSOE y Podemos- José Luis Escudero. 

Más información en vídeos 
Comentarios