Viernes 22.06.2018

Aprobada la Cuenta General de Castilla-La Mancha de los ejercicios 2013, 2014 y 2015

La Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado la propuesta de resolución de PSOE y Podemos destacando los "incumplimientos" del Gobierno de Cospedal y el PP

En la imagen un instante de la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha que ha aprobado la Cuenta General
En la imagen un instante de la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha que ha aprobado la Cuenta General

La Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes la propuesta de resolución conjunta de PSOE y Podemos para la declaración de la Cuenta General de la Junta correspondiente a los años 2013, 2014 y 2015.

Un propuesta que ha salido adelante, con el voto en contra del PP, y que contempla la aprobación de las cuentas "sin perjuicio de las responsabilidades políticas o personales del anterior gobierno, como se desprende de las deficiencias e incumplimientos de la legalidad puestos de manifiesto en el informe del Tribunal de Cuentas, y de las responsabilidades jurídicas que de ellas pudieran derivarse".

Durante su intervención en la Comisión, el portavoz de Economía y Presupuestos del grupo parlamentario popular, José Manuel Tortosa, ha defendido la gestión del anterior gobierno del PP, de la que ha dicho que fue "impoluta", y ha afirmado que las cuentas durante los mencionados ejercicios se presentaron en plazo, fueron respetuosas con la normativa y el Tribunal de Cuentas no hace en sus informes ninguna salvedad de alcance.

Tortosa ha acusado a los distintos gobiernos socialistas de generar toda la deuda existente en Castilla-La Mancha, que asciende, según los cálculos del PP, a 14.313 millones de euros y que supone que a día de hoy cada ciudadano tenga una deuda per cápita de más de 7.000 euros.

Además, ha recordado que cuando el PP llegó al Gobierno regional en el año 2011, se encontró "con unas cuentas públicas en quiebra, una economía en recesión, una deuda desmesurada y subvenciones sin consignación presupuestaria".

Por contra, ha añadido que la gestión del PP supuso "el tránsito de unas cuentas en quiebra y llenas de lagunas legales hacia una economía en crecimiento económico capaz de crear empleo".

Una cuentas que, en su opinión, eran la "imagen fiel" de la realidad económica de la Junta, donde se cumplían los objetivos presupuestarios y se hacía un "enorme esfuerzo" de reordenación de la deuda para hacerla sostenible.

El parlamentario popular ha incidido en que el Ejecutivo autonómico pasó de un déficit del 7,7 % en 2011 (casi 3.000 millones de euros) a cumplir el objetivo en los sucesivos ejercicios, con lo que, a su modo de ver, "se dio un paso de gigante en la recuperación de la credibilidad de las cuentas y para luchar contra la morosidad".

Tortosa ha asegurado que en 2013 se cumplió con el objetivo de déficit del 1,3 por ciento, quedándose en el 1,29 por ciento, pero hubo dos circunstancias que hicieron que se cerrara con un déficit del 2,09 %, por un lado dos sentencias del Tribunal Constitucional que declararon ilegal el Impuesto de Actividades que Inciden en el Medio Ambiente (Idaima) y, por otro, el pago de 81 millones de IVA de la empresa pública Sociedad de Carreteras de Castilla-La Mancha.

De igual modo, ha agregado que en 2014 también se cumplió, aunque hubo una desviación por el aumento de los intereses derivados del incremento de la cartera financiera, mientras que en 2015 hubo un cambio de gobierno, por lo que ha considerado que quien tiene que dar razones del incumplimiento del objetivo de déficit es quien cierra el ejercicio.

Sin embargo, el diputado socialista Fernando Mora ha señalado que los tres informes del Tribunal de Cuentas ponen en evidencia la gestión del gobierno anterior, que cerró 2013 con un déficit del 2,09 % respecto al 1,3 % marcado (754 millones de euros), 2014 con un 1,8 % respecto al 1 % (675 millones) y 2015 con un 1,59 % respecto al 1 % marcado (605 millones).

Mora ha denunciado, entre otros incumplimientos, una "intención deliberada" por parte del gobierno del PP para que los plazos de rendición de cuentas se demoren, un aumento del gasto sin crédito, la lentitud en el pago a proveedores o la contratación de personal sin informe previo favorable de la Dirección General de Presupuestos.

También el pago de ejercicios anteriores sin fiscalización previa, la prestación de servicios sin la cobertura contractual necesaria, la falta de control en el reintegro de subvenciones y la falta de control de la tesorería.

En la misma línea, el diputado de Podemos David Llorente ha criticado el incumplimiento del objetivo de déficit en los tres ejercicios y ha subrayado que los informes del Tribunal de Cuentas reflejan "un verdadero inventario de incumplimientos, ilegalidades, sentencias judiciales y pésima gestión económica" del Ejecutivo presidido por María Dolores de Cospedal.

Llorente ha lamentado que se castigara a los más débiles con los que ha denominado "tasazos de Cospedal", que aumentaron la recaudación en un 18 % en 2013.

Asimismo, ha destacado que en 2013 y 2014 la sección con menor grado de ejecución presupuestaria fue empleo y economía, con 51 y un 56 %, respectivamente, y ha apuntado que ésta aumentó en 2015 en todos los capítulos porque era "año de elecciones".

El ponente para la defensa del dictamen de la comisión en el pleno será el diputado socialista Fernando Mora, en cuya votación el PP se ha abstenido, mientras que PSOE y Podemos han votado a favor. 

Más información en vídeos 
Comentarios