Aprobado un nuevo trasvase automático de 27 hm3 del Tajo al Segura para este mes

- El Gobierno de Castilla-La Mancha insiste en cambiar reglas de explotación y cumplir los caudales ecológicos.

- Los Municipios Ribereños piden un cambio normativo ahora que la economía de los pueblos está "resucitando".

agua, sequia, trasvase, río Tajo, tubería a la llanura manchega, Tubería Manchega, recursos hídricos, 
photo_camera Aprobado un nuevo trasvase automático de 27 hm3 del Tajo al Segura para este mes

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS) ha autorizado automáticamente un trasvase de 27 hectómetros cúbicos (hm3) tras constatar que los embalses de Entrepeñas y Buendía se encuentran en el nivel 2 --situación de normalidad hidrológica-- en este mes de mayo, según informa el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

De este modo, en aplicación de la normativa vigente, se ha autorizado este viernes un trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía, a través del acueducto Tajo-Segura, de 27 hm3 para este mes de mayo de 2024.

Tras la reunión telemática en la que se han analizado los datos del sistema Entrepeñas-Buendía, así como el resto de cuestiones tratadas habitualmente, se ha enfatizado en que, durante el pasado mes de abril, las aportaciones hídricas entrantes a Entrepeñas y Buendía fueron de 209,1 hm3, cifra que se sitúa en el segundo valor más alto de la serie histórica del trasvase para dicho mes.

Por otra parte, la aplicación semestral de la regla de explotación sigue indicando que el sistema se encontraría en esta misma situación durante todo el semestre.

También se han repasado los datos de la cuenca del Segura, donde se contabiliza un déficit de 17,5 hm3 para riegos y de 7,4 hm3 para abastecimientos del Taibilla, y para la cual el volumen en cabecera autorizado y pendiente de enviar es de 61,4 hm3, con datos a 1 de mayo de 2024.

Por parte de la CH Guadiana, se ha informado sobre la superficie encharcada actualmente en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel próxima a 600 hectáreas, y se ha destacado la existencia de aportación superficial a través del río Gigüela, algo que no se producía desde el año 2013. Además, se ha presentado la solicitud de 0,57 hm3 para atender los abastecimientos a través de la 'Tubería Manchega'.

CUMPLIR LOS CAUDALES ECOLÓGICOS

Tras este nuevo trasvase, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha recordado que no cejará en su empeño de que se cambien las reglas de explotación del trasvase y en que se cumplan los caudales ecológicos del Tajo.

A preguntas de los medios, la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, ha sostenido que hay que cambiar las reglas de explotación porque hay cinco sentencias judiciales que ponen de manifiesto la necesidad de que haya un caudal ecológico en el río Tajo.

"Es curioso porque los caudales ecológicos están impuestos en todos los ríos de España, menos en la cuenca del Tajo y la cuenca del Ebro. Se ponen en la planificación del año 2023 y, curiosamente, el resto de regiones que tienen sus caudales ecológicos puestos en sus confederaciones no se quejan de sus caudales ecológicos, pero sí se quejan de los de la cuenca del Tajo", ha lamentado.

Es en este punto en el que ha defendido que los caudales ecológicos son necesarios porque sin ellos "los ríos se mueren". "Por lo tanto, Castilla-La Mancha no va a cejar en su empeño, no solo de que se modifiquen las reglas de explotación, sino de que se cumplan los caudales ecológicos", ha agregado.

Con todo, ha reiterado que las reglas de explotación tienen que venir dadas por un régimen no solo natural del río, sino también con un régimen estrictamente técnico de uso de los embalses de cabecera, "porque son los únicos embalses de toda España que no tienen asignado un caudal de desembalse".

"Eso quiere decir que, entonces, cualquiera puede hacer lo que quiera con ellos y, evidentemente, no se puede hacer lo que uno quiera con ellos", ha manifestado, para agregar los embalses de cabecera tienen que aportar los usos de la cuenca para la cabecera "nos pongamos como nos pongamos".

Se ha preguntado finalmente qué va a suceder si se modifican las reglas de explotación para poder cumplir los caudales ecológicos, para responder que lo que puede suceder es que el acueducto Tajo-Segura, en lugar de transportar una media de 360 hectómetros cúbicos al año sólo pueda transportar 80 o 100.

Lo que, bajo su punto de vista, no significa acabar con el trasvase por lo que ha puesto de manifiesto que el Levante tiene el agua desalinizada, que puede utilizar y no lo hace "porque les resulta más cómodo utilizar el agua del trasvase".

"Por lo tanto, esas reglas del juego no nos interesan a Castilla-La Mancha y con esas reglas del juego nosotros no queremos seguir jugando. Y desde luego, si se empeñan en dinamitar los caudales ecológicos, el Gobierno de Castilla-La Mancha no se estará quieto", ha concluido.

EN PELIGRO LA ECONOMÍA DE LOS PUEBLOS

Por su parte, el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Borja Castro, ante este nuevo envío automático aprobado de 27 hm3, ha demandado "un cambio urgente de las normas del trasvase" ahora que con los "embalses llenos", se está generando mucha actividad económica, y la "economía de los pueblos está resucitando".

"Con Entrepeñas apenas rebasando el 68 por ciento de llenado y Buendía el 37 por ciento, el margen de mejora todavía sería muy amplio, pero sin embargo la máquina funciona y los turistas vuelven a disfrutar de la experiencia del mar de Castilla. El momento es ahora, para ratificar con hechos la apuesta por el desarrollo rural y el reto demográfico", incide Castro mediante una nota de prensa.

Además, aunque la perspectiva actual para el río y los embalses es "positiva", según Castro, "su carácter de gestión plurianual debe ser tenido en cuenta para sobrevivir a sequías prolongadas, como pueden estar por venir de nuevo".

"Este ciclo húmedo es real, pero también es un espejismo, no se puede dilapidar el agua para riego teniendo otras alternativas cuando es difícil que se repita este escenario, que no lo hacía desde 2011".

Así, desde la Asociación piden al Ministerio de Transición Ecológica que no dilate el proceso, que debería haber sido culminado antes del pasado febrero y aprueben "sin paños calientes" una modificación que tendrá que ser "realista con los informes y las necesidades del río, no con los deseos de los regantes ni los argumentos políticos del levante".

Comentarios