Los Ribereños demandan nuevas reglas de explotación que acaben con su "incertidumbre"

Los Ribereños reconocen que están "en tiempo de descuento" y que el Ministerio de Transición Ecológica tenía que haber publicado ya las nuevas reglas de explotación del trasvase
El presidente de los Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, Borja Castro, en una imagen de archivo junto a los embalses de la cabecera del rio Tajo
photo_camera El presidente de los Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, Borja Castro, en una imagen de archivo junto a los embalses de la cabecera del rio Tajo

El presidente de la Asociación Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, Borja Castro, ha reconocido que están "en tiempo de descuento" y que el Ministerio de Transición Ecológica tenía que haber publicado ya las nuevas reglas de explotación del trasvase del Acueducto Tajo-Segura (ATS), pendiente de un informe definitivo que la Comisión de Explotación (ATS) encargó al Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), y necesarias para acabar con la "incertidumbre" que viven los pueblos de esta comarca.

El presidente de los Ribereños espera que desde el Ministerio "sean sensibles" a estas nuevas reglas de explotación y que empicen a reconocer la prioridad de uso y desarrollo que deben tener los municipios de la Cabecera del Tajo de los Embalses de Entrepeñas y Buendía y que se aminoren los envios de agua al Levante, afirma en declaraciones a Europa Press.

"Creemos que hay que reducirse el envio de agua al trasvase, y más cuando esta cara dura de la sequía nos está poniendo frente al espejo que en el Levante existe la maquinaria y la infraestructura como para que, en ningún caso tuvieran que depender del agua de los embalses de Cabecera para su desarrollo económico", ha incidido.

Ante estos hechos, este alcalde ribereño reconoce que los números evidencian que están los pueblos de la comarca están hoy en una situación "algo mejor" que el pasado año por estas fechas, pero si bien considera que "todo pinta a que seguirá entrando agua y que la situación será mejor", la incertidumbre climática conlleva que sea difícil afinar sobre cómo será la temporada de verano.

En todo caso, declara que las reglas de explotación deberán conllevar que no tuvieran que estar sometidos a esta incertidumbre en su día a día sino "tener cierta tranquilidad.

Por ahí tienen que venir las reglas", afirma Castro, convencido de que la actual situación genera también "falta de estabilidad en el mundo empresarial y desincentiva la inversión que pueda llegar a sus pueblos".

Comentarios