lunes 16.09.2019

El Acuerdo por la Paz y la Convivencia en CLM propone un Observatorio de Derechos Humanos

El vicepresidente segundo del Gobierno regional ha presentado las directrices elaboradas tras reunirse, entre otros, con el coordinador de la Lucha contra el Terrorismo de la UE, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, y autoridades religiosas

El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Generales del Parlamento regional
El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Generales del Parlamento regional

El Acuerdo Estratégico para la Paz y la Convivencia en Castilla-La Mancha propone la creación de un Observatorio de los Derechos Humanos en la región que realice diagnósticos y actuaciones contra todo tipo de discriminación y fomente un discurso de tolerancia y respeto democrático.

Esta es una de las medidas que recoge el borrador del acuerdo estratégico que el vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, ha entregado a los tres grupos parlamentarios en la Comisión de Asuntos Generales de las Cortes regionales para que puedan analizarlo y realizar aportaciones al documento.

Durante su intervención en la comisión, García Molina ha destacado la importancia de hacer énfasis en la "dimensión social" del acuerdo estratégico y, por tanto, implementarlo con políticas encaminadas a la prevención de la radicalización que puede desembocar en terrorismo o cualquier otro tipo de violencia.

En este sentido, ha abogado por que el Gobierno regional asuma responsabilidades y lleve a cabo iniciativas en materia de prevención y mejora de la convivencia.

A su juicio, "no se trata de buscar efectos políticos o supuestas ventajas electorales" con este tipo de acuerdos, sino que el objetivo debe ser "garantizar, en la medida de lo posible, condiciones para la paz y la convivencia de todos los ciudadanos al margen de diferencias ideológicas, religiosas o políticas".

El borrador del acuerdo plantea proyectos en cuatro líneas: para la cohesión social, para la convivencia religiosa, para la promoción de la cultura de los derechos humanos Y proyectos educativos, formativos y comunicacionales.

Así, entre las medidas para la cohesión social incluye iniciativas de sensibilización y divulgación desde la perspectiva de las políticas sociales.

En el eje de los proyectos para la convivencia religiosa, propone una agenda de diálogo entre el Ejecutivo castellanomanchego y las comunidades religiosas que forman parte del tejido social de la región, y la celebración de un Foro Anual de Encuentro Interreligioso, en el que participen representantes de las confesiones religiosas presentes en la vida social de Castilla-La Mancha.

La creación del Observatorio de los Derechos Humanos se enmarca en el eje de la promoción de la cultura de estos derechos, mientras que el eje de proyectos educativos recoge el desarrollo de módulos formativos sobre convivencia, la organización de conferencias, foros, encuentros y seminarios dirigidos sobre todo a los jóvenes, y la generación de materiales y libros de estilo para un mejor uso del lenguaje en este ámbito.

El vicepresidente segundo del Gobierno regional ha explicado que el borrador del acuerdo estratégico es fruto del trabajo realizado a lo largo de los últimos meses, en los que ha mantenido hasta 15 reuniones con organismos y entidades europeas, nacionales y regionales.

El resultado, ha resaltado, es un primer borrador que hoy se ha presentado a los grupos parlamentarios pero que tiene intención de hacer llegar a todas las fuerzas políticas de la región, estén o no representadas en el Parlamento, para que también puedan sumarse.

A este respecto, García Molina ha hecho un llamamiento a la unanimidad para sacar adelante el acuerdo estratégico que, ha precisado, es la antesala para el diseño de un plan de actuación similar al que ya han realizado otras comunidades autónomas, como el País Vasco, y que plantea que se financie con recursos propios de la Administración regional.

Por otro lado, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa previa a la comisión, García Molina ha indicado que en Castilla-La Mancha "no hay alarma" ante posible atentados, a pesar de que Toledo aparecía en el listado de posibles ciudades que pudieran sufrirlo, pero sí ha recalcado que su cercanía con Madrid aumenta las posibilidades.

De otro lado, la diputada de Podemos María Díaz ha trasladado su apoyo al Acuerdo Estratégico y ha asegurado que "sin lugar a dudas" su grupo parlamentario se sumará al mismo, al tiempo que ha mostrado disposición a "colaborar activamente en la prevención y promoción de la convivencia" en la región.

En la misma línea, la diputada socialista Ana Isabel Abengózar ha señalado que "no es suficiente con mantenerse firmes en la lucha contra la violencia", sino que ha apostado por "proteger a la democracia y a los derechos", para lo cual ha considerado que "la prevención es una herramienta fundamental".

Por su parte, el diputado del PP Francisco Núñez ha afirmado que el Partido Popular "siempre estará del lado de los proyectos que trabajen por la paz y la convivencia en Castilla-La Mancha", pero ha matizado que tienen que incluir "propuestas sensatas, medidas concretas y financiación". 

Más información en vídeos 
Comentarios