miércoles 20/10/21

Ábalos pregunta a Casado qué le debe a Cospedal para no abrirle expediente

El ministro y secretario de Organización del PSOE sobre Cataluña: Tenemos que resolver la mala gestión del PP
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, este domingo en un acto en Valencia
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, este domingo en un acto en Valencia

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha pedido al presidente del PP, Pablo Casado, que explique qué acuerdo tiene con María Dolores de Cospedal, imputada en el caso Kitchen, para protegerla como lo hace y que el partido no le haya abierto ni un expediente informativo.

En un acto en Valencia sobre los "tres años de gobierno progresista", Ábalos ha asegurado que este caso no es un caso más de corrupción, sino que es "un caso siniestro" en el que se utilizó a las fuerzas policiales "para tareas parapoliciales".

Según ha denunciado, se intentó obstruir la actuación del Estado de Derecho, en concreto, del poder judicial, no para salvaguardar la seguridad o el interés nacional, sino para "impedir la investigación de la corrupción en el PP y que no se aclararan las responsabilidades".

"Siniestro es usar a la policía para defender esos intereses. Nos sitúa a todos en la máxima inseguridad", ha asegurado Ábalos, quien se ha mostrado sorprendido de que el PP no haya abierto a su ex secretaria general "ni un expediente interno ni un expediente informativo".

Se ha preguntado "cuánto le debe" Casado a Cospedal, "cuál es el acuerdo" que tiene con ella y "en qué quedaron cuando ésta le apoyó para ser presidente" del PP.

"¿Qué información tiene tan sensible para que la proteja?", ha planteado Ábalos, en un acto junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y multitud de cargos socialistas.

El también secretario de Organización del PSOE ha dicho que nadie pide al líder del PP que dé cuenta de lo pasado, aunque en esa época estuviera vinculado a la dirección del partido, sino que rinda "cuentas de su decisión de ahora, de por qué la protege".

"LA MALA GESTIÓN" DEL PP

Por otra parte el ministro ha asegurado que a este gobierno le toca gestionar "la mala gestión" del Ejecutivo del PP en Cataluña y lo hará con "el propósito de la convivencia entre iguales y en paz", y el de "la cohesión social y territorial", como ha hecho siempre.

Durante su intervención, Ábalos ha reconocido que gestionar esta cuestión "no es fácil" y por eso le toca hacerlo a un Ejecutivo socialista, y lo hará inspirado "en los valores de la Constitución" y "con respeto a la legalidad".

Ha denunciado el concepto de España que tienen aquellos que "les gusta manifestarse en la plaza de Colón -de Madrid-, simplemente para usurpar los símbolos de todos".

"Nunca he entendido esa españolidad", ha afirmado el también secretario de Organización del PSOE, a quien le cuesta "hablar de España y satanizar a los catalanes" y ha dicho no entender cómo se puede "hacer España desconsiderando a una buena parte de España" o sin "entender ni compartir nada con Cataluña o Euskadi".

"¿De qué España hablan? ¿De cuatro plazas o calles?", se ha preguntado Ábalos, quien ha reprochado al PP que exija responsabilidades al Gobierno por los conflictos ocurridos en Cataluña durante el mandato de Mariano Rajoy.

Ha afirmado que el Gobierno de Pedro Sánchez tuvo que gestionar, "entre elección y elección", la sentencia del procés, que juzgaba "cosas ocurridas con el Ejecutivo de Rajoy", con una derecha que no mostró "ninguna empatía, solidaridad ni corresponsabilidad".

"¿Y ahora que plan tienen? ¿Cuando hablan de defender el Estado de Derecho a qué se refieren?", se ha preguntado, y ha apuntado que "el día del referéndum ilegal, vimos un Estado de Derecho muy débil" y "con poca capacidad".

Ha manifestado que después de todo eso, es ahora el Gobierno de Sánchez el que debe resolver "esa mala gestión", y lo encarará "con el propósito de la convivencia entre iguales y en paz", y el de "la cohesión social y territorial".

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha manifestado que "no hacer nada no es una opción" y por eso, ha dicho que la Comunitat Valenciana estará "al lado del presidente del Gobierno" cuando "hay que tomar decisiones" y "mejorar la vida de la gente y de España en su conjunto".

Ha asegurado que la solución a los grandes desafíos y retos de la democracia siempre han sido propiciadas desde el PSOE, y "ahora toca recuperar la convivencia". 

"GOBERNAMOS PARA TRANSFORMAR"

En otro orden, el ministro ha reconocido que en estos tres últimos años el Ejecutivo no lo ha tenido fácil, pero ha señalado que están aquí para "transformar" las cosas y no "para gestionar desde un punto de vista tecnocrático".

"No venimos a transitar, venimos a dejar transformaciones", ha defendido Ábalos sobre los "tres años de gobierno progresista".

Ha señalado que tres años "no es un gran período de tiempo", pero "ha sido intenso", especialmente por la irrupción de la pandemia, algo que se alegra ocurriera con un gobierno progresista, que lo primero que hizo, ha dicho, fue "proteger a los más vulnerables, lo contrario de lo que hizo el PP en la crisis anterior".

Ábalos ha lamentado no haber encontrado compresión ni ayuda por parte de los partidos de la oposición que, según ha lamentado, "vieron la gran oportunidad para endosar al Gobierno todos los problemas y males de nuestro tiempo" y sacaron "a la gente a protestar, cuando tratábamos de que la gente no se muriera".

Ha afirmado que los gobiernos socialistas nunca lo han tenido fácil, pues para la derecha perder el poder "siempre es un contratiempo" y las cosas "solo tienen sentido si está gobernando".

El también secretario de Organización del PSOE ha indicado que su partido estuvo a la altura y mostró lealtad cuando el PP perdió la mayoría absoluta en 2015 facilitando la investidura de Mariano Rajoy, y cuando se produjo el referendum ilegal en Cataluña y la declaración unilateral de independencia.

Sin embargo, ha lamentado que el PP nunca ha estado al lado de este Gobierno, pero ha dicho que eso no les desanima porque "si molestamos a la derecha es porque hacemos lo que tenemos que hacer", ha afirmado.

El ministro ha señalado que el Gobierno no ha parado de trabajar porque los socialistas tienen "valor, decisión y coraje" para "transformar España" cuando gobiernan y no se limitan "solo a transitar".

"Ahora tenemos por delante un tiempo para recuperar la salud con la vacunación y un plan de recuperación económica para afrontar los desafíos que tenemos como país". Es "un momento alentador" y cargado de "esperanza", ha concluido.

Comentarios