martes 19/10/21

Largas colas en unas elecciones en Madrid en día laborable y con pandemia

La participación presencial este martes ha alcanzado el 28,44 % a las 13.00 horas, 2,3 puntos superior a la de los comicios de 2019 a la misma hora, que fue del 26,14 %
Largas colas en unas elecciones en Madrid en día laborable y con pandemia
Largas colas en unas elecciones en Madrid en día laborable y con pandemia

Las largas colas en los colegios electorales de la Comunidad de Madrid han sido por el momento las protagonistas de estas elecciones autonómicas del 4 de mayo, celebradas en día laborable y en plena pandemia, y en las que la participación hasta las 13.00 horas ha sido ligeramente superior respecto a los comicios de 2019.

Un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar en estas elecciones autonómicas de Madrid, de las que 4.783.528 residen en la región, y 259.411 electores solicitaron hacerlo por correo.

La participación presencial este martes ha alcanzado el 28,44 % a las 13.00 horas, 2,3 puntos superior a la de los comicios de 2019 a la misma hora, que fue del 26,14 %.

El aumento de participación ha sido más notable en las localidades de entre 50.000 y 250.000 (con un 29,74 por ciento, 4,14 puntos más respecto a 2019) y menor en la ciudad de Madrid (con un 27,50 por ciento, lo que supone 0,83 puntos más).

En el 73 por ciento de los colegios electorales el tiempo de espera para votar está siendo inferior a treinta minutos, ha señalado el consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, en una rueda de prensa en el Centro de Difusión de Datos, en el pabellón 14 de Ifema.

A las 11:30 horas ha sido el momento de mayor afluencia de votantes a los colegios, lo que hace prever a la Comunidad de Madrid "que las esperas se irán reduciendo a medida que avance la jornada electoral".

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que no acudan a votar a los colegios electorales de la región en "el último minuto" y evitar así aglomeraciones durante unas elecciones autonómicas celebradas en pandemia, las cuartas en España tras los casos de Galicia, País Vasco y Cataluña.

Por este motivo, el Gobierno regional ha recomendado franjas horarias para determinados grupos de población: de 10:00 a 12:00 horas para los mayores de 65 años o personas con discapacidad, y de 19:00 hasta el cierre de los colegios a las 20:00 horas para las personas con coronavirus o sospecha de tenerlo.

La mayoría de los políticos han respetado esta recomendación y todos han tenido que aguardar colas, al igual que el resto de ciudadanos, la que más la candidata de Vox, Rocío Monasterio, que ha tenido que esperar más de una hora.

En el colegio electoral donde ha votado, el de San Agustín, en el distrito madrileño de Chamartín, ha tenido lugar el único incidente destacado de la mañana electoral, con la detención por parte de la Policía Nacional de cinco activistas de Femen que han acudido a protestar con el torso descubierto.

Las elecciones madrileñas tiene más repercusión nacional que en otras ocasiones  por la rivalidad planteada entre Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez, la incógnita sobre el futuro político de Pablo Iglesias y la expectación por los resultados de Ciudadanos tras la debacle de comicios anteriores.

Precisamente la presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho al acudir a votar que los ciudadanos elegirán "el modelo de comunidad (autónoma) y de país que queremos", mientras que el presidente del PP, Pablo Casado, ha vaticinado que el 4 de mayo será un "punto de inflexión para el futuro de España".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha votado en medio de un cruce de abucheos y aplausos, ha animado a acudir a las urnas para avanzar en "derechos y libertades", y el candidato socialista Ángel Gabilondo, confía en que los comicios de Madrid sean "un impulso a la democracia".

Más contundente, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, espera que "el Madrid de la clase trabajadora" vaya a votar "masivamente" para parar "los pies a la ultraderecha".

La candidata de Más Madrid, Mónica García, que ya había votado por correo, ha dicho al acompañar a su padre a un colegio electoral que "puede ser un día histórico" para "convertir los aplausos en votos".

Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha pedido a los electores que acudan a las urnas para tener "la participación más alta de la historia" en unos comicios regionales, y ha asegurado que su formación es un partido "muy vivo" y "más necesario que nunca".

Y la candidata de Vox, Rocío Monasterio, en clave nacional, asegura que "esta votación en Madrid va a cambiar la política española", mientras que el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha comentado en la misma línea que "se vota el principio del fin de un gobierno en toda la nación y un cambio de ciclo para España".

Comentarios