Jueves. 19.10.2017
El tiempo

Unidad de Dolor Agudo postoperatorio de Toledo atiende a 2.600 pacientes

Unidad de Dolor Agudo postoperatorio de Toledo atiende a cerca de 2.600 pacientes
Unidad de Dolor Agudo postoperatorio de Toledo atiende a cerca de 2.600 pacientes
Unidad de Dolor Agudo postoperatorio de Toledo atiende a 2.600 pacientes

La Unidad de Dolor Agudo Postoperatorio (UDA) del servicio de Anestesiología y Reanimación del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha atendido alrededor de 2.600 pacientes desde su puesta en marcha, siendo la primera unidad de control del dolor tras una intervención quirúrgica compleja en la región para mejorar la calidad asistencial de los pacientes.

La Unidad del Dolor Agudo del servicio de Anestesiología del Hospital de Toledo está integrada por especialistas del servicio y una profesional de Enfermería que, diariamente, se responsabilizan del adecuado seguimiento, monitorización y control del dolor postoperatorio y el confort de los pacientes, ha informado la Junta en nota de prensa.

Para el jefe de servicio de Anestesiología, el doctor Filadelfo Bustos, "el control del dolor es esencial porque disminuye la incidencia de complicaciones postoperatorias y facilita la recuperación del paciente mejorando de esta manera la calidad asistencial". Además, señala, "hoy en día la tendencia es instaurar pautas de tratamiento individualizado a cada paciente y modificarlo en función de la eficacia y efectos no deseables del mismo".

El control del tratamiento del dolor postoperatorio se inicia en el área quirúrgica donde se realiza, mediante diversas técnicas, la colocación de catéteres epidurales, periféricos o venosos. A través de los mismos se administra la analgesia en la unidad de Reanimación y en la planta de hospitalización, por espacio de 48 horas dependiendo de la evolución del dolor, controlada por el propio paciente y con atención continuada de los profesionales de la Unidad del Dolor Agudo.

El desarrollo e implantación de estas unidades específicas requiere previamente de una formación de todos los profesionales del área quirúrgica y de las plantas de hospitalización, de la elaboración de protocolos farmacológicos en colaboración con el servicio de Farmacia, la evaluación de la intensidad del dolor postoperatorio, el registro sistemático de los datos y la información a los pacientes con el propósito de conseguir su colaboración.

El doctor Bustos ha indicado que desde que se puso en marcha la unidad en el Hospital Virgen de la Salud hace cinco años se han ido ampliando los procedimientos y las especialidades y el objetivo es extenderlo al resto de pacientes operados en otros centros del Complejo Hospitalario de Toledo. Hasta ahora, se han incluido pacientes de Traumatología y Ortopedia, Cirugía General, Ginecología, Urología, Cirugía Vascular, Cirugía Plástica, Neurocirugía y Maxilofacial.

En este sentido, el jefe de servicio de Anestesiología, manifiesta que "durante este tiempo los resultados han sido muy buenos, consiguiendo reducir el dolor en los pacientes quirúrgicos".

Más información en vídeos 
Comentarios