Domingo. 04.12.2016
El tiempo

El nuevo deán confía en adecuar la Catedral de Toledo a 'tiempos presentes'

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en la Catedral Primada, a la toma de posesión del nuevo deán, Juan Miguel Ferrer
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asistido en la Catedral Primada, a la toma de posesión del nuevo deán, Juan Miguel Ferrer
El nuevo deán confía en adecuar la Catedral de Toledo a 'tiempos presentes'

El nuevo deán de la Catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer Grenesche, ha tomado este miércoles posesión del cargo, en el que sustituye a Juan Sánchez Rodríguez, en un acto en el que ha afirmado que confía en "impulsar la adecuación de la Catedral y sus actividades propias a los tiempos presentes".

El acto, celebrado en el Coro de la Catedral Primada de España, ha estado presidido por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, que ha agradecido la "inestimable ayuda" que ha tenido de Sánchez desde que se hizo responsable del Cabildo primado en marzo de 2007 y ha apuntado que el nuevo deán tiene "la hermosa tarea de seguir velando por sus hermanos canónigos".

Una función que Ferrer ha asegurado asumir con "alegría, responsabilidad y gran ilusión" tras su regreso a Toledo después de haber estado cinco años "sirviendo en la Santa Sede" y, ha subrayado: "Siendo consciente de su complejidad y de lo incierto del tiempo en que vivimos".

"Espero ser un instrumento de comunión dentro del Cabildo y de cada conjunto de nuestra amada archidiócesis de Toledo", ha manifestado Ferrer, que ha garantizado que estará "siempre al servicio" de la Catedral, "la casa escogida por la Virgen María" y "un emblema de Toledo, depositaria de su historia milenaria y reflejo de su identidad cultural y espiritual".

Por su parte, el arzobispo ha indicado que la misión del nuevo deán supone un ejercicio de "comunión singular" en la que "no ha de olvidar" gobernar según los propios estatutos, renovados en el año 2007, o cumplir con algunas de las tareas encomendadas, como comunicar al Cabildo la disposición del propio arzobispo o velar por el cumplimiento de los deberes del mismo.

Además, Sánchez, que asistió ayer a su último acto como deán en la inauguración de la exposición "Cervantes, soldado y poeta", ha valorado las "muchas satisfacciones y escasas contrariedades" a las que se ha enfrentado en sus casi diez años en el cargo eclesiástico, en el que ha contado con "el respaldo del arzobispo" y el Cabildo hasta su último día como deán, al que ha llegado con 81 años.

"Me habéis aceptado como soy", ha resaltado Sánchez antes de reconocer "el gran valor eclesial" de su sucesor, del que no le "cabe duda" que va a cumplir su labor "con la generosidad y entrega" que ha tenido "siempre al servicio de la Iglesia".

La toma de posesión de Ferrer ha contado también con la presencia del presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio; el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, entre otras autoridades.

Más información en vídeos 
Comentarios