Lunes. 16.01.2017
El tiempo

'El Ministerio del Tiempo' convierte Peñíscola en epicentro de una operación de la II Guerra Mundial

'El Ministerio del Tiempo' convierte Peñíscola en epicentro de una operación de la II Guerra Mundial.
'El Ministerio del Tiempo' convierte Peñíscola en epicentro de una operación de la II Guerra Mundial.
'El Ministerio del Tiempo' convierte Peñíscola en epicentro de una operación de la II Guerra Mundial

El municipio castellonense de Peñíscola está acogiendo el rodaje de la serie de TVE 'El Ministerio del Tiempo'. Así, durante este jueves y viernes Hugo Silva, Nacho Fresneda y Aura Garrido han grabado escenas del segundo capítulo de la tercera temporada de la serie en el Parque Natural de la Sierra de Irta.

Luis Gutiérrez, director de producción, ha explicado que hasta Peñíscola se han desplazado "un equipo de 70 personas, entre técnicos y actores". En concreto, la ciudad ha acogido a los tres actores principales y a cuatro secundarios.

La popular ficción viaja al mar por primera vez y rueda estos días algunas secuencias clave del segundo capítulo de la nueva temporada de la serie de RTVE en el Parque Natural Sierra de Irta, en la provincia de Castellón. Las playas salvajes de Peñíscola se convertirán, bajo la dirección de Jorge Dorado, en el epicentro de una desconocida operación militar de la Segunda Guerra Mundial, en la que la costa española jugó un papel estratégico. La patrulla viajará a una simulada marina de Punta Umbría en 1943, para salvar dicha operación,

La trama que se grabó en la Cala Pebret durante este jueves "representa la playa de Punta Umbría, hasta donde los protagonistas han llegado en carro desde Francia". La acción se sitúa en 1943, en la II Guerra Mundial, un conflicto, según Gutiérrez, "que nos tocó tangencialmente".

El director ha explicado que los escenarios elegidos son también la Cala Irta y el Mirador de la Sierra. En total, las dos jornadas de rodaje supondrán "unos ocho minutos de emisión en pantalla".
Es la primera vez que el equipo sale de Madrid para grabar exteriores. En esta temporada, se grabará alrededor del 14 por ciento de los días previstos en exteriores.

Las jornadas de grabación están marcadas por la luz solar, por lo que antes de las siete de la mañana salía la caravana desde Peñíscola para trasladar al equipo hasta la Casa dels Carabiners, en pleno corazón de la Serra d'Irta.

El edificio, recientemente restaurado, se ha habilitado como cuartel general de la serie. Maquillaje, peluquería, vestuario e incluso el comedor para el equipo se ha instalado en este espacio. A las ocho de la mañana se iniciaba el rodaje, que finalizaba a las cinco de la tarde. De las localizaciones en Peñíscola les gustó a los responsables de la serie "que no hay elementos extraños que eliminar o esconder durante el rodaje".

FUTUROS RODAJES

Javier Olivares, creador de la serie, ha destacado que "los exteriores aportan verdad y aire al capítulo", sobre todo cuando, como en este caso, se buscaba el mar. Respecto a futuros rodajes en la ciudad, Olivares ha visitado esta mañana el Castillo del Papa Luna porque "es una localización en la que puedo contar una historia del Papa Luna".

El creador confesó que "tengo una historia en la cabeza, falta saber si se puede grabar allí porque me han hablado muy bien de la restauración que han hecho allí". Olivares considera que "el castillo tiene referencias mágicas" que bien podrían adaptarse a su historia. Además cree que "es una cuestión de agradecimiento que volvamos a grabar aquí" por las facilidades y el trato recibido desde el consistorio y la Generalitat Valenciana, que gestiona el parque.

La próxima semana el equipo se trasladará al Monasterio de Veruela, en Zaragoza.

Más información en vídeos 
Comentarios