Domingo. 23.04.2017
El tiempo

Cospedal pasa unos días con su familia en la nieve de Sierra Nevada

La ministra de Defensa se ha escapado para disfrutar en familia de unos días en la nieve. Mientras su hijo aprendía a esquiar, ellos esperaban en la cafetería

Cospedal pasa unos días con su familia en la nieve de Sierra Nevada - Fotografía y montaje: Vanitatis
Cospedal pasa unos días con su familia en la nieve de Sierra Nevada - Fotografía y montaje: Vanitatis
Cospedal pasa unos días con su familia en la nieve de Sierra Nevada

Según informa este sábado el diario de crónica social Vanitatis en un reportaje del periodista Juan M. García, como una más, acompañada de su marido, Ignacio López del Hierro, y de su hijo, la ministra de Defensa y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha disfrutado de unos días familiares. Un merecido descanso en el que ha dejado sus quehaceres políticos de lado para pasar unas jornadas en la nieve. La estación de esquí en la que Vanitatis ha captado a la expresidenta de Castilla-La Mancha ha sido la de Sierra Nevada, a 9 km de Granada.

Además de intentar desconectar de sus quehaceres diarios al frente del Ministerio de Defensa y de la secretaría general del Partido Popular en un escenario tan relajante como el de las montañas nevadas, uno de los motivos de Cospedal era que su hijo asistiera a un curso de esquí. Así, cada mañana, la ministra y su marido subían hasta la zona denominada Borreguiles, donde se encuentran las diferentes escuelas, y dejaban a su hijo de 10 años de edad para que durante dos horas se quedara con un monitor para aprender esto del deporte blanco.

Según prosigue la información que publica Vanitatis, aunque la intención del matrimonio no era esquiar, Cospedal y López del Hierro iban bien equipados para hacer frente al frío. Con gafas de sol polarizadas, chaqueta, pantalón de nieve y guantes. La indumentaria bien podría haberles ayudado a pasar desapercibidos, pero no fue así. Fueron unos cuantos esquiadores los que les reconocieron. Ella mostraba su buen talante y se hacía fotos con todo aquel que se lo pedía. Siempre, por supuesto, mientras varios agentes de incógnito, a una distancia prudente, velaban por su seguridad sin que nadie se percatase.

Durante la clase del niño, Cospedal y su marido aprovechaban para tomar un café, no sin antes mirar de forma entrañable los avances de su hijo durante los primeros minutos de clase. Ni ella ni él quisieron esta vez esquiar, aunque sabemos que a ambos también les gusta, de vez en cuando, ponerse unas tablas y practicar el principal deporte de invierno, concluye la información que este sábado publica Vanitatis.

María Dolores Cospedal junto a su marido Ignacio López del Hierro en Sierra Nevada - Fotografía: Vanitatis María Dolores Cospedal e Ignacio López del Hierro en Sierra Nevada - Fotografía: Vanitatis

Más información en vídeos 
Comentarios