Jueves. 29.06.2017
El tiempo

García-Page se fija como 'gran objetivo' próximo sacar adelante el Presupuesto para este año 2017

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado en Toledo la jornada ‘Desafíos en la industria y economía de Castilla-La Mancha, Retos futuros’, organizada por el diario económico Expansión
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado en Toledo la jornada ‘Desafíos en la industria y economía de Castilla-La Mancha, Retos futuros’, organizada por el diario económico Expansión
García-Page se fija como 'gran objetivo' próximo sacar adelante el Presupuesto para este año 2017

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este viernes que su "gran objetivo" de cara a las "próximas semanas" es "que pueda seguir adelante" el proyecto de ley de presupuestos de la comunidad para 2017 que fue rechazado por el PP y Podemos en las Cortes el pasado 7 de abril.

García-Page se ha pronunciado así durante la inauguración de la jornada 'Desafíos en la industria y economía de Castilla-La Mancha. Retos futuros', que ha organizado en Toledo el diario económico 'Expansión' con motivo de la celebración de su XXX aniversario, y en la que han participado junto al líder del Ejecutivo la directora de Expansión, Ana Isabel Pereda, y el presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha, Javier López Martín.

A su juicio del presidente de Castilla-La Mancha, el presupuesto elaborado por su Gobierno para este año es "el más avanzado de la última década" y, por ello, ha recalcado la necesidad de aprobarlo.

Además, ha advertido de que "no solo está en juego el trabajo de cientos y cientos de interinos en el sector educativo que pueden ser despedidos o los derechos retributivos de los funcionarios" sino que "hay un concepto de normalidad, sobre todo para la gente que más lo necesita y para la actividad económica, capital".

"En Castilla-La Mancha, el presupuesto de la comunidad autónoma es la cuarta parte de toda la economía regional. En esta región que la Administración funcione, que tire del carro, es no solo importante, es determinante desde el punto de vista económico", ha reflexionado.

Con ello, ha apuntado que el presupuesto de este año incorpora 300 millones de euros más respecto al prorrogado de 2016 para servicios públicos y, "sobre todo para las capas más humildes", es "el más avanzado de la última década".

Por todo ello, ha advertido de que, en caso de que no salgan adelante las cuentas generales, "no habrá nadie que no se termine enterando de las consecuencias de este problema".

No obstante, se ha mostrado "optimista" porque cree que "el sentido común de los ciudadanos tiene que imperar en la clase política".

También ha afirmado que tiene "una percepción muy positiva de cómo van a terminar yendo las cosas en términos económicos y sociales en España y, particularmente, en Castilla-La Mancha".

"Desde hace dos años y, particularmente, este último año no dejamos de recibir a multitud de empresarios, pequeños, medianos y de gran tamaño que se acercan con gran interés", ha recalcado García-Page.

Del mismo modo, ha celebrado que el de Castilla-La Mancha es "el Gobierno que más pactado tiene el plan de trabajo con sindicatos y empresarios", ya que han llegado a diversos "acuerdos estratégicos", entre ellos, no incrementar la presión fiscal que afecte a la actividad económica y "talar el conjunto de disposiciones normativas que más que impedir, desaniman o no facilitan" la misma.

Ha añadido que Castilla-La Mancha es "la región que más márgenes de ayuda puede facilitar al empresario que quiere establecerse y también que más ayuda al estímulo" de creación de puestos de trabajo.

Por otra parte, ha adelantado que están "madurando el proyecto" para lograr que el acceso a las telecomunicaciones sea considerado como un derecho, un debate que ha opinado que "lo razonable sería que lo abordara el Estado".

Con todo, ha defendido que su Gobierno ha iniciado una recuperación "real y accesible a todos" porque, de lo contrario, ha advertido, continuaría la "convulsión social", un escenario contrario a la confianza empresarial.

García-Page también se ha referido a la cohesión territorial y ha apostado por "corregir" el desequilibrio territorial que hay entre el oeste y el este "que es estructural para España".

"No podemos seguir pensando que hacia el lado del Atlántico no hay perspectiva económica porque no es verdad. Portugal ya está corriendo todo lo que puede para captar desde Sines todo el flujo de comunicación que va a darse y nosotros lo tenemos que aprovechar también", ha manifestado.

Durante su intervención, también ha bromeado sobre la votación de las primarias de su partido este fin de semana y su dolor de muelas, que le ha hecho interrumpir su intervención en una ocasión para beber agua.

"Que nadie lo relacione con el fin de semana. Probablemente, se me vaya el lunes o empeore, las dos cosas puede pasar", ha dicho entre risas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado en Toledo la jornada ‘Desafíos en la industria y economía de Castilla-La Mancha, Retos futuros’, organizada por el diario económico Expansión

CUMPLIMIENTO DEL DÉFICIT DE LA REGIÓN

Por otra parte, el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha se ha mostrado "tremendamente orgulloso" de que la comunidad haya cumplido el objetivo de déficit en 2016, aunque ha insistido en que no comparte el reparto del mismo que realiza el Estado.

García-Page ha explicado que, a la hora de cumplir el déficit del 0,7 por ciento del PIB en el pasado ejercicio, se han "esforzado en cumplir la ley porque hay que cumplirla siempre", si bien ha reprochado al Ejecutivo central que "carga en las comunidades autónomas un ajuste desproporcionado para el peso relativo de las autonomías en el gasto público", del 28 por ciento.

"Nos hemos empeñado mucho en cumplir para que resulte en sí mismo un mensaje", ha afirmado García-Page, quien ha restado importancia "al segundo decimal", ya que la comunidad autónoma cerró el año con el 0,72 por ciento de déficit, lo que ha sido criticado por el PP, aunque el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha confirmado el cumplimiento y una desviación del 0,0.

"El esfuerzo no es una panacea, no lo arregla todo, pero es necesario por la trayectoria que hemos traído dar ese ejemplo y me siento tremendamente orgulloso", ha aseverado el mandatario autonómico, quien ha recordado que "antes de que estallara la crisis en España", "casi todas las administraciones públicas", entre ellas, Castilla-La Mancha, "estaban en estabilidad presupuestaria".

En este sentido, ha expuesto que "hay quien ha intentado" culpar de la crisis a la Administración Pública, si bien ha considerado que "probablemente" sea, además, "víctima".

Con todo, ha señalado que ha felicitado al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, por haber conseguido el cumplimiento del objetivo de déficit el pasado año.

PGE Y MERCADEO CON NACIONALISTAS

De otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha afirmado que prefiere que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, pero ha avisado de la "negociación de mercadeo" con fuerzas nacionalistas.

García-Page ha expuesto que entiende que España "es una realidad plural", pero ha apuntado que "hay gente que entra en el Congreso de los Diputados, no con voluntad de defender el conjunto de España, solo su terruño".

"Eso es posible constitucionalmente, tan posible que es lo que está mandando", ha aseverado el presidente autonómico, quien ha opinado que "en este país hubo bloqueo político, no tanto porque el PP o el PSOE no se entendieran sino porque operó una minoría de bloqueo, que es el independentismo catalán".

Para García-Page, las fuerzas independentistas que se presentan a las elecciones, pese a que "quieren separarse del Estado", consiguen "tantos diputados como para que ahora" se vea "o bloqueo político o una negociación de mercadeo verdaderamente incomprensible en materia presupuestaria".

No obstante, ha afirmado que opta por que haya PGE porque "la alternativa es mucho más grave", aunque se "tenga que tragar el acuerdo que ha firmado el Estado con los nacionalistas vascos".

"Un diputado de Nuevas Canarias va a negociar más que la capacidad que tenemos en la Conferencia de Presidentes todos los presidentes autonómicos de discutir con el presidente del Gobierno", ha lamentado García-Page.

Con ello, ha advertido de que están "teniendo mucha paciencia de decir lo que es obvio, que gente con cuatro diputados está sacando consecuencias económicas de un presupuesto que es del conjunto".

"Este modelo no se puede cronificar ni generalizar porque sino no vamos a tener un arreglo desde el punto de vista económico", ha aseverado el presidente castellano-manchego, quien ha criticado que, durante la crisis, "los recortes no han afectado a todos por igual" y "la salida está teniendo parámetros de enorme injusticia que se traducen en España en tensiones territoriales".

Por su parte, la directora de Expansión, Ana Isabel Pereda, ha destacado que la economía castellano-manchega se encuentra “en una senda de crecimiento estable”, con un dinamismo incluso superior a la media nacional, “que está sustentado en una firme recuperación de la demanda interna, un aumento en la inversión y en el crecimiento importante de las exportaciones”, encadenando un periodo de cinco años en positivo “tras las importantes contracciones que sufrió durante los peores años de la crisis vivida”.

Desde Caja Rural, su presidente, Javier López Martín, ha asegurado que Castilla-La Mancha tiene ante sí nuevos retos de reactivación de la economía con la instalación de nuevas empresas, el fortalecimiento de las ya existentes y la creación de nuevos puestos de trabajo, invitando a toda la sociedad a instalar industria de vanguardia en esta tierra.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado en Toledo la jornada ‘Desafíos en la industria y economía de Castilla-La Mancha, Retos futuros’, organizada por el diario económico Expansión

Más información en vídeos 
Comentarios