Jueves. 23.03.2017
El tiempo

El Capitán Trueno en la América precolombina, en nuevo álbum de José Revilla

El Capitán Trueno en la América precolombina, en nuevo álbum de José Revilla
El Capitán Trueno en la América precolombina, en nuevo álbum de José Revilla
El Capitán Trueno en la América precolombina, en nuevo álbum de José Revilla

Los héroes de papel como el Capitán Trueno nunca mueren, y si alguna vez lo hacen, como fue el caso del aguerrido personaje creado por Víctor Mora y Ambrós, pueden revivir en cualquier momento, esta vez de la mano de José Revilla, que firma el nuevo álbum "El Capitán Trueno y el círculo de fuego".

En "El último combate" (2010) el seguidor del capitán era testigo de la muerte de Sigrid y de un ya envejecido Trueno, en una obra con guión de Ricard Ferrándiz y dibujo de Joan Boix, que tenía el visto bueno de Víctor Mora. Posteriormente, Ferrándiz publicó en solitario otros dos álbumes del Capitán Trueno, con un aspecto más juvenil.

Ahora el personaje regresa, en su versión más clásica y también con la aquiescencia de Víctor Mora, en una de sus típicas aventuras ambientada en la América precolombina.

En esta ocasión, y gracias al globo del mago Morgano, Trueno y sus inseparables Sigrid, Goliath y Crispín se adentran en la selva amazónica, donde se enfrentarán a los partidarios del tirano Llanco-Huamán, que se ha hecho con el poder en el reino de Anacotlán tras anular la voluntad de su soberana haciéndole beber una pócima.

En una entrevista con Efe, José Revilla explica que el proyecto fue presentado por Ediciones B a Víctor Mora meses antes de su fallecimiento, en agosto de 2016. "Se le envió una sinopsis de la obra, así como parte del guión y algunas páginas ya dibujadas y su consentimiento fue inmediato", indica el dibujante salmantino.

Revilla conoció personalmente a Víctor Mora en 2004 y recuerda que de aquel encuentro "me causaron una grata impresión su inteligencia y su afable personalidad, dignas de un gran guionista como él y padre literario de dos de los mejores personajes que se han dado en la historia del tebeo español".

Junto al Capitán Trueno, el historietista de Ciudad Rodrigo incluye aquí al Jabato, cuyas aventuras transcurren en la época romana y de cuya continuación se ha encargado Revilla desde 2008, etapa en la que ha firmado cuatro nuevos álbumes.

José Revilla entiende que la buena acogida por los lectores de los álbumes de "El Jabato" "han sido, en cierto modo, la puerta de entrada para dibujar su primer álbum de "El Capitán Trueno".

Calcula Revilla que, después de Ambrós, una treintena de dibujantes han colaborado en la elaboración de sus páginas, al menos en sus aventuras "oficiales", pues existe "una legión de dibujantes tanto profesionales como aficionados que en los últimos tiempos se han dedicado a hacer sus versiones particulares del personaje".

Señala que cada dibujante ha dejado impreso su sello particular en las historietas, y en su caso "he intentado adaptar mi estilo a su iconografía clásica, pero nunca pretendiendo hacer una imitación, sino más bien utilizar esos elementos característicos tanto de su fisonomía como de su movimiento para proporcionar a la historia el sabor clásico de los primeros cuadernillos".

Si en anteriores álbumes el trabajo se repartía habitualmente entre el guionista y el dibujante, Revilla se siente más cómodo "haciendo ambas cosas yo mismo, ya que eso me permite ir dando una mayor flexibilidad a la obra durante su realización e ir aplicando los cambios que estime convenientes en tiempo real".

"Hacer esto con otra persona al otro lado, resultaría complicado, sobre todo a la hora de ajustar detalles y textos", considera el autor.

El hecho de que "El círculo de fuego" se ajuste mucho a los planteamientos tradicionales de las aventuras del Capitán Trueno, con un lenguaje idéntico al de la primera época, "ha sido una decisión personal, de acuerdo con la propia editorial, pero nunca una imposición de ésta", asegura José Revilla.

"En el momento de planificar la historia -precisa- se pensó en la posibilidad de realizarla al viejo estilo, y con esa premisa me puse manos a la obra".

Agrega Revilla que las aventuras del Capitán Trueno contienen "una gran riqueza de gags y las expresiones características de sus protagonistas convierten su lectura en algo peculiar y que al lector habitual de Trueno les resultan simpáticas".

En cuanto a la elección del entorno donde se desarrolla la historia, la Amazonia precolombina, Revilla apunta que "teniendo en cuenta la extensísima trayectoria del personaje, era tarea casi imposible hallar un lugar del mundo en el que no hubiera estado antes".

Por esto, precisa Revilla "puestos a repetir ubicación, la elección de este escenario vino dada por mi interés en las antiguas culturas y me pareció que una aventura entre los incas daría un toque de color y exotismo al conjunto".

José Revilla está dispuesto a recrear nuevas historias del Capitán Trueno y en principio está previsto que tengan continuidad, aunque el dibujante advierte que "aún es pronto para decirlo, ya que esto dependerá única y exclusivamente de la decisión de los lectores".

Más información en vídeos 
Comentarios