Domingo. 20.08.2017
El tiempo

Decretado el cierre cautelar del área quirúrgica del Hospital privado de Cuenca

La dirección del Hospital Recoletas de Cuenca espera reabrir esta semana la unidad quirúrgica cerrada cautelarmente

Imagen de archivo del Hospital Recoletas de Cuenca
Imagen de archivo del Hospital Recoletas de Cuenca
Decretado el cierre cautelar del área quirúrgica del Hospital privado de Cuenca

La Consejería de Sanidad ha decretado el cierre cautelar del área quirúrgica del Hospital Recoletas, de titularidad privada al haber detectado algunas deficiencias durante una inspección.

Los inspectores han detectado deficiencias durante una de las inspecciones periódicas que realizan en todas las instalaciones sanitarias, sean o no de titularidad pública, según han explicado a Efe fuentes del Sescam.

El cierre cautelar se ha decretado en los últimos días del mes de diciembre, y una vez la empresa haya subsanado las deficiencias se podrá levantar la suspensión.

El Sescam ha confirmado que el cierre no está afectando a la actividad quirúrgica habitual del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, ya que no se derivan pacientes quirúrgicos desde el centro hospitalario público al Hospital Recoletas.

EL HOSPITAL ESPERA REABRIR LA UNIDAD ESTA SEMANA

Por su parte, la dirección del Hospital Recoletas espera reabrir antes de que finalice esta semana la unidad quirúrgica cerrada de forma cautelar por la Consejería de Sanidad el día 22 de diciembre tras detectar "deficiencias" en el transcurso de una inspección periódica.

Así lo ha confirmado en declaraciones a Europa Press el director gerente del complejo sanitario, Pedro Javier Montero, quien ha precisado que las "deficiencias" que han provocado el cierre provisional de esta unidad están relacionadas con determinadas "modificaciones" que el Hospital debe realizar "por evolución de la normativa" y debido al "aumento de las intervenciones de más calado" que obligan a "actualizarse" a los centros sanitarios.

"Cada cierto tiempo", ha agregado Montero, dichos centros están obligados a renovar su autorización sanitaria, proceso en el que, ha subrayado, estaba inmerso el Hospital Recoletas "en consonancia con las indicaciones" de la Consejería y el servicio de Inspección de Sanidad en la provincia de Cuenca y que han conllevado el desarrollo de unos planes de equipamiento con el fin de cumplir dicha normativa.

A este respecto, ha aseverado que el día 22 Sanidad comunicaba la suspensión cautelar del uso del área quirúrgica, integrada por tres quirófanos y una sala sucia, "en base a que no se ha cumplido la normativa" cuando el centro estaba "acometiendo el plan de obras".

En este sentido, ha puntualizado que este lunes la dirección ha mantenido una reunión con la Consejería en el transcurso de la cual se ha aportado la documentación exigida para "subsanar satisfactoriamente" las deficiencias detectadas con el objetivo de "incorporar" las modificaciones correspondientes.

Montero ha mostrado su esperanza en que entre este miércoles y el jueves se levante una suspensión cautelar que, a su juicio, "genera una gran alarma social" que puede "provocar daños a la capacidad operativa y económica" del hospital.

La unidad quirúrgica atiende anualmente a una media de 1.200 pacientes que, ha aclarado, no se han visto afectados, puesto que, en previsión de que se iban a "acometer estas modificaciones" en una época de menor actividad, coincidiendo con el periodo vacacional navideño, el Hospital no tenía "planificados quirófanos de una forma significativa".

Más información en vídeos 
Comentarios