Martes. 26.09.2017
El tiempo

Vestas tendrá que pagar 1.500 euros a 420 trabajadores por pagos erróneos

La multinacional danesa Vestas, dedicada a la fabricación de aerogeneradores eólicos, tendrá que pagar a 420 trabajadores de su factoría en Daimiel (Ciudad Real) unos 1.500 euros por la aplicación de retribuciones erróneas en 2013 y 2014

Vestas invertirá 29 millones de euros en remodelar la planta de Daimiel (Ciudad Real)
Vestas invertirá 29 millones de euros en remodelar la planta de Daimiel (Ciudad Real)
Vestas tendrá que pagar 1.500 euros a 420 trabajadores por pagos erróneos

La multinacional danesa Vestas, dedicada a la fabricación de aerogeneradores eólicos, tendrá que pagar a 420 trabajadores de su factoría en Daimiel (Ciudad Real) unos 1.500 euros por la aplicación de retribuciones erróneas durante varios meses de 2013 y 2014.

Así lo ha confirmado una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) que ha desestimado el recurso de suplicación interpuesto por Vestas Blades Spain SLU contra la sentencia del juzgado de lo Social de Ciudad Real.

Ese juzgado, en 2015 estimó la demanda presentada por el comité de empresa de la factoría de la empresa en Daimiel contra el sistema que aplicó durante varios meses de 2013 y 2014 para retribuir el trabajo a turnos.

Según la sentencia dada a conocer hoy por CCOO, la Sala de lo Social del TSJCM ratifica ahora aquella sentencia, que reconoció el derecho de los trabajadores a percibir durante esos meses el salario mínimo garantizado previsto en el convenio general de Industrias Químicas (CCGIQ) para el trabajo a turnos en proceso continuo.

La decisión del TSJCM afecta a los aproximadamente 420 trabajadores de Vestas-Daimiel que en aquel periodo tenían jornada a turnos.

La cuantía media de salario que podría recibir cada uno de ellos, una vez sea firme la sentencia del TJS-CLM, ya que la empresa aún puede recurrir en el Tribunal Supremo, rondará los 1.500 euros, según los cálculos de CCOO.

El sindicato ha recordado que en aquel periodo, tras finalizar el ERE y el ERTE llevados a cabo en la empresa, Vestas modificó el calendario laboral, cambiando el régimen de cuatro turnos rotatorios durante 24 horas al día y todos los días del año salvo los periodos de vacaciones por tres turnos de 24 horas al día durante 10 días a los que seguían cuatro días de libranza, durante los que la empresa permanecía sin realizar proceso productivo alguno.

Durante el periodo en que cambió la organización del trabajo, la empresa decidió unilateralmente modificar la retribución de la turnicidad, y en vez de aplicar lo previsto por el CCGIQ para los turnos en proceso continuo pasó a abonar los salarios propios del proceso no continuo.

Vestas inauguró en octubre de 2008 su planta de Daimiel, donde mantiene una plantilla que ronda los quinientos trabajadores directos, más otros 300 que están contratados por empresas de trabajo temporal.

Más información en vídeos 
Comentarios