Domingo. 04.12.2016
El tiempo

El presupuesto de Alcázar de San Juan para el próximo año 2017 supera los 30 millones

La alcaldesa de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Rosa Melchor, en una imagen de archivo en rueda de prensa
La alcaldesa de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Rosa Melchor, en una imagen de archivo en rueda de prensa
El presupuesto de Alcázar de San Juan para el próximo año 2017 supera los 30 millones

El presupuesto municipal de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) para el año 2017 asciende a más de 30 millones de euros y dedica más de 3,5 millones a políticas de protección y promoción social "para ayudar a quienes más problemas tienen".

La alcaldesa, Rosa Melchor, ha apostado por "el empleo, la generación de la riqueza o el cuidado de la ciudad", que ha calificado el presupuesto de "humano, comprometido con la ciudad" y sobre todo de "realista y responsable".

Este es el segundo presupuesto que elabora el equipo de Gobierno que lidera Rosa Melchor y su intención es de hacerlo cada uno de los años de la legislatura, "a diferencia del PP que sólo presentó dos en sus cuatro años". A juicio de la alcaldesa, que se hagan anualmente, permite que "sean presupuestos realistas".

El de 2017 lo ha calificado, además de "humano, porque está hecho por personas desde el corazón y por las personas", de "comprometido con el proyecto de ciudad que tenemos y sobre todo realista y responsable".

Supone que se pondrán sobre la mesa más de 30 millones de euros, de los que 3,5 se destinarán a políticas de protección y promoción social "para ayudar a quienes más problemas tienen".

Del montante total, 1,3 millones de euros se dedicarán a la promoción de la cultura, mientras que 1,4 millones de euros serán para promocionar el Deporte, especialmente el deporte base y las escuelas deportivas "para que todos los niños y jóvenes tengan disciplinas atractivas para ejercitar el cuerpo y desarrollar valores como trabajar en equipo, sin egos, ni individualismos", ha indicado la primera edil.

COMPLICADA SITUACIÓN ECONÓMICA

"A pesar de la enorme complicación de la situación económica de las administraciones", el equipo de Gobierno alcazareño entiende que invertir en infraestructuras "significa enriquecer la ciudad y generar empleo"; por eso "haremos un esfuerzo inversor" con 1,8 millones de euros.

Por segundo año consecutivo, se pondrá en marcha un plan de empleo extraordinario, en coordinación con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación de Ciudad Real "para intentar ayudar a otras 200 familias", algunas de ellas con todos sus miembros en situación de desempleo durante años y sin ningún tipo de ingresos.

En palabras de Melchor el presupuesto que presenta "apuesta por el empleo, la generación de la riqueza o el cuidado de la ciudad", y lo hace potenciando el turismo y la industria y apostando por valores inmateriales como la cultura, el deporte, la educación, el bienestar social o la inclusión.

"Estamos empeñados en poner en práctica algo perdido en los últimos años, que es que la gente dignifique su vida, porque seamos capaces de ayudarnos unos a otros, y para ello hay que desarrollar políticas que avancen en igualdad, que contribuyan a incluir a personas con discapacidad, o a incluir en la sociedad a quienes peor situación tengan", aunque quieren incidir especialmente en las políticas sociales dirigidas a niños a jóvenes, y que éstas se incluyan de forma trasversal en todas las áreas.

DOS GRANDES OBRAS

El presupuesto contempla la realización dos grandes obras y otras dos más pequeñas, además de garantizar lo que ya se viene haciendo como el mantenimiento y reparación del mobiliario urbano. Se harán obras "pequeñas" de arreglo en Viveros Abedul, que "generan empleo en la propia inversión de la obra" y mejora el centro para siga habiéndolo para las personas con discapacidad.

Además está prevista la creación de dos zonas específicas para la suelta de perros, ya que en Alcázar, como en el resto de España, está prohibido llevarlos sueltos. También hay un proyecto piloto para que en uno de los parques infantiles haya columpios adaptados. La intención no es hacer un parque infantil para niños con necesidades especiales, sino ir adaptarlos todos para que puedan ser usados por todos los niños.

En cuanto a las obras mayores, se acometerá el arreglo de la Avenida Cervera para adaptarla a las condiciones que presentan otras avenidas de entrada a la ciudad y hacerla más cómoda para las personas que la usan. En 2017 está prevista también la finalización del entorno del pabellón multiusos para abrirlo a partir de la primavera del próximo año.

Según la alcaldesa, este presupuesto garantiza además "todo lo que ayuda a las personas y evita los cortes de luz o de agua, mantiene las becas de comedor, de material escolar, de libros y las becas a universitarios". También incluye la posibilidad de que no haya ningún niño discriminado por la situación económica de los padres, por eso todos los niños que quieran ir a la piscina, tendrán bono por parte del Ayuntamiento, si su familia no puede pagarlo, como ha sucedido este año.

DEUDA PÚBLICA

El presupuesto de 2017 dedica un 2,38 por ciento a deuda pública. A servicios públicos básicos, como deporte, cultura o educación, un 33,19 por ciento y un 20 por ciento para la promoción y protección social de la ciudad. A diferencia del presupuesto que presentaron en 2016, todo el capítulo personal está consensuado en la mesa de negociación con los sindicatos, "por lo que no habría motivo para votarlo en contra como sucedió con el anterior", ha señalado Rosa Melchor.

La alcaldesa lo ha definido también como un presupuesto "responsable", porque hace un gasto "prudente y responsable y cuenta con unos ingresos prudentes y responsables, sin engordar los ingresos de cosas que se sabe que no se van a cobrar o son dudosas". Asimismo, hace "justicia fiscal" incidiendo en que "todos paguemos lo que nos corresponda", después de haber detectado que hay 2.500 viviendas que "no pagan el IBI de urbana", lo que hace que los gastos repercutan en el resto.

Para evitarlo se hará una revisión catastral, que permitirá actualizar también los inmuebles en los que se haya hecho alguna modernización. Todo ello repercutirá en un incremento del IBI de urbana en unos 500.000 euros.

En cuanto a tasas y precios públicos, se quedan aproximadamente igual que los de 2016 y "sin incremento de la presión fiscal". "Vamos a ser capaces de incrementar los ingresos de manera ordinaria para los próximos años con la revisión catastral, que permita terminar la legislatura con un déficit inferior a los 6 millones euros con lo que finalizó la legislatura anterior", ha afirmado.

Más información en vídeos 
Comentarios