Domingo. 11.12.2016
El tiempo

El obispo de Ciudad Real hace un llamamiento a la solidaridad con los pobres

El obispo prior de la Diócesis de Ciudad Real, Gerardo Melgar (centro), ha presentado la nueva campaña de Navidad de Cáritas Diocesana
El obispo prior de la Diócesis de Ciudad Real, Gerardo Melgar (centro), ha presentado la nueva campaña de Navidad de Cáritas Diocesana
El obispo de Ciudad Real hace un llamamiento a la solidaridad con los pobres

El obispo prior de la Diócesis de Ciudad Real, Gerardo Melgar, ha hecho este jueves un llamamiento a la solidaridad de los ciudadrealeños para que participen en la campaña puesta en marcha por Cáritas Diocesana para ayudar a los más pobres y necesitados.

En rueda prensa, Melgar ha señalado que aprovechando el tiempo de Adviento y la próxima celebración de la Navidad, los cristianos deben aportar su colaboración a la elaboración de la "casa común que queremos construir y que pasa por ser "más solidaria y humana, donde los pobres sean los más importante".

Este, ha dicho, es el objetivo de campaña que pone en marcha Cáritas en toda España y que ha presentado hoy en Ciudad Real junto con el director de Cáritas Diocesana de Ciudad Real, Fermín Gassol, y el secretario general de la organización en la provincia, Ángel Ruiz-Moyano.

Según los últimos datos disponibles, referidos al año 2015, Cáritas atendió en la provincia de Ciudad Real a 9.114 personas que necesitaron ayudas para cubrir su necesidades básicas.

Gassol ha dicho que la campaña se ha marcado sensibilizar sobre la importancia de aprender a vivir en la realidad global del mundo y ha dicho recordado que "la movilidad humana, característica de nuestro tiempo nos lleva a la necesidad de convivir con personas de distintos lugares, culturas, religiones, y las situaciones de migraciones forzosas requieren que tomemos conciencia de la realidad de estas personas y pongamos en marcha nuestro compromiso".

En este sentido, ha recordado que según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, en 2015 hubo 62 millones de personas refugiadas y desplazadas que salieron de sus países por conflictos armados o persecución.

En 2016 la cifra ha aumentado y desde el año 2000 más de 400.000 personas migrantes han muerto en su intento de llegar a Europa.

La campaña también invita a denunciar las situaciones de injusticia y falta de cumplimiento de los derechos humanos a través de acciones y gestos y, a profundizar que "desde la esperanza de que es posible construir una sociedad diferente".

Por su parte, el secretario general de la organización en la provincia ha señalado que Cáritas va a trabajar en propuestas concretas para lograr que "la casa común" de todos sea más "habitable".

En este sentido, ha señalado que la campaña incidirá en la necesidad de superar la "crisis de valores" que afecta a la sociedad, de tal forma que se dejen atrás "el individualismo, la codicia, el consumismo, la indiferencia, la competitividad".

Para Cáritas es importante trabajar en la construcción de una economía solidaria que ponga a las personas en el centro de todo y que cree oportunidades laborales para todos, cuidando a su vez el medio ambiente.

Eso será posible, ha dicho, apoyando a las empresas sociales, fomentando una banca ética y favoreciendo el comercio justo.

Más información en vídeos 
Comentarios