Viernes. 28.04.2017
El tiempo

Fernández formaliza su salida de Ciudadanos y critica la actitud del partido naranja

El hasta ahora portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Ciudad Real, Pedro Fernández Aránguez, registra su petición formal de dejar de ser edil de la formación naranja - EFE/Mariano Cieza
El hasta ahora portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Ciudad Real, Pedro Fernández Aránguez, registra su petición formal de dejar de ser edil de la formación naranja - EFE/Mariano Cieza
Fernández formaliza su salida de Ciudadanos y critica la actitud del partido naranja

El hasta ahora portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Ciudad Real, Pedro Fernández Aránguez, ha materializado hoy en el registro del Ayuntamiento de Ciudad Real su petición de dejar de ser edil de la formación naranja, para pasar a ser concejal no adscrito y ha criticado la actitud del partido.

Fernández Aránguez, en declaraciones a los medios de comunicación momentos después de registrar esta petición, visiblemente emocionado, ha asegurado que estaba viviendo una situación personal agridulce, pero reconocía que había tomado la decisión adecuada.

El hasta ahora concejal de Ciudadanos se ha mostrado especialmente crítico con este partido y ha dicho que es lamentable que "un partido que quiere la regeneración política y democrática, prefiera que entre sus filas esté gente con poca implicación en sus cargos".

Fernández Aránguez ha decidido dejar el partido después de que pidiera públicamente la dimisión como concejal del Ayuntamiento de su compañero de partido y subdelegado en Ciudad Real de la formación morada, Francisco Javier Fernández-Bravo por la "falta de compromiso y dedicación" con sus responsabilidades como edil y añadió que "un vago no puede estar al frente de ningún tipo de institución pública".

Sin embargo, el ya exportavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ciudad Real ha reconocido que con su decisión se ha "quitado un peso muerto", porque, a partir de ahora, podrá "defender los intereses de los ciudadanos con más ahínco y con más ilusión, acorde al proyecto" con el que, según ha dicho, se presentó.

A preguntas de los periodistas sobre el código ético que existe en Ciudadanos que obliga a quien dimite a dejar su acta de concejal, ha indicado que, este es un partido que "moral y ni éticamente es el adecuado" para imponer nada.

Y más, ha advertido, "cuando prefieren que se queden personas que no han hecho nada por el Ayuntamiento", en clara referencia al que hasta ahora ha sido su compañero de partido Francisco Javier Fernández-Bravo.

El que será concejal no adscrito ha comentado que no piensa dimitir y que a partir de ahora, trabajará "con más ganas" por los ciudadrealeños, al tiempo que intentará, ha dicho, que el que ha sido su compañero trabaje conforme a sus responsabilidades como concejal.

Pedro Fernández ha indicado que renuncia a la liberación que actualmente tenía y que a partir de ahora cobrará por asistencia a plenos y comisiones, como cualquier otro concejal.

Finalmente, ha criticado la actitud que ante su denuncia ha mantenido el partido, y ha indicado que es un partido en el que existen personas que "dicen cosas y no actúan" y donde existe responsables políticos que "hablan muy bien y tienen una gran oratoria", pero, "le quitas eso y por dentro no tienen nada".

Para Fernández, Ciudadanos es un partido que "no motiva", en el que está presente siempre "la amenaza y el cizañeo" y donde "no se deja trabajar a nadie".

En este sentido, ha indicado que sus dirigentes son personas que no trabajan en un "proyecto común para defender a los castellano-manchegos".

Más información en vídeos 
Comentarios